-->

AVA-Asaja estima en 140 millones las pérdidas del posible boicot ruso

wpid-fotonoticia_20140807135535_380_183_106.jpg

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) ha advertido este jueves en un comunicado de que el cierre ruso a las importaciones de la UE provocaría 140 millones de euros en pérdidas en la agricultura de la Comunitat.

Según la organización agraria, “la decisión unilateral de Rusia que contempla restringir o prohibir la importación de productos agrícolas, materias primas y alimentos de la Unión Europea tendría graves consecuencias para la agricultura valenciana“.

Un estudio de AVA-Asaja basado en datos del IVEX, IVACE y Cámara Valencia revela que las pérdidas que sufrirían los productores en caso de confirmarse ese cierre del mercado moscovita ascenderían aproximadamente a 140 millones de euros.

De acuerdo con sus cifras, las exportaciones agroalimentarias de la Comunitat Valenciana con destino a Rusia se han duplicado en los últimos cinco años –de 67 a 138 millones de euros en 2012– “debido al incremento de la clase media y a la reducción arancelaria en productos agrícolas –del 13,2 al 10,8 por ciento de media– instaurada a raíz de la adhesión de Rusia a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2012″.

En este caso, los alimentos ya representan cerca de la cuarta parte de las exportaciones totales y destacan las frutas, a distancia, así como aceites, carnes, preparaciones alimenticias, legumbres y hortalizas.

“DE LAS MÁS DAMNIFICADAS”

El presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, ha recalcado que la agricultura valenciana “sería una de las más damnificadas por su condición eminentemente exportadora y por el liderazgo comercial en sectores como cítricos y caqui”.

A su juicio, “esta resolución supone un nuevo golpe para los agricultores valencianos en un año negro marcado por los bajos precios, la sequía o los temporales de granizo. Aunque Rusia sigue por detrás de la Unión Europea y Estados Unidos, no deja de ser un mercado importante donde el sector valenciano tenía guardada grandes expectativas”.

La organización agraria ha reclamado a las autoridades europeas y españolas que tomen medidas con “carácter urgente” para fomentar las exportaciones alimentarias hacia otros destinos. “Nos pueden cerrar esta puerta por causas políticas, totalmente ajenas a la calidad y competitividad de nuestros alimentos, de la misma manera que hasta ahora nos han mantenido cerradas en la práctica las puertas otros países terceros que ponen todo tipo de trabas a la hora de introducir nuestras frutas y hortalizas”, ha señalado.

En esta línea, ha hecho hincapié en que las administraciones “deberían reaccionar de una vez por todas ayudando a los sectores productivos, que son los que van a volver a sufrir los efectos de sus equivocadas estrategias geopolíticas“.