-->
-->

El ERE cierra un verano negro

ERE

Este verano no ha sido la mejor época de la historia franjiverde. El aficionado ha visto como conseguía su equipo la salvación en el campo, mientras que la mala gestión de sus dos ex presidentes le han condenado a la Segunda División. El descenso administrativo de categoría y el estar a punto de la desaparición ha provocado numerosos cambios en la estructura organizativa del club.

Con la entrada de un grupo gestor, que permanecerá hasta que se celebre la junta extraordinaria de accionistas, la entidad se ha acogido a la ley concursal. La entrada en concurso de acreedores de forma voluntaria va a provocar numerosos cambios a una estructura sobredimensionada desde el ascenso a Primera División.

Con Sepulcre al mando habían 150 trabajadores en las oficinas del estadio. Tras su marcha, Juan Anguix prescindió de cincuenta de ellos. Mientras que tras la entrada del nuevo grupo gestor fueron despedidos las seis personas que entraron con el empresario valenciano. La intención del expediente de regulación de empleo es rebajar en un tercio a los empleados y rebajar sueldos. El responsable de Recursos Humanos de la entidad, Juan Pascual, aseguró a EFE que “la decisión final corresponderá a cada una del resto áreas del club y que deberá contar con el visto bueno del administrador concursal”.

El club se fijó en el modelo de trabajadores que tiene la Ponferradina el pasado fin de semana, durante la disputa de la primera jornada de competición. El conjunto del Bierzo tiene una estructura simple que se adapta de forma perfecta a la categoría. Al Elche le costará el doble estar en esa situación ya que ‘bajar a la tierra’ no es sencillo de asumir. Por tanto, en estos tiempos el Elche debe de adoptar unas medidas más austeras en cuanto a trabajadores en nómina que incluyen a jugadores del primer equipo y filial.

Be the first to comment on "El ERE cierra un verano negro"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*