-->
-->

Semana negra en el deporte ilicitano

el-aficionado-del-elche-fallecico_590x395

Elche sigue de luto. Tras el fallecimiento el pasado jueves, de un joven de 21 años que practicaba deporte en la UMH, este fin de semana han sucedido dos casos similares. El primero ocurrió en la Ciudad Deportiva, alrededor de las 13:00 horas. Según fuentes de los dos equipos que disputaban el encuentro.

Un chaval del Independiente Elche de categoría infantil, “que ya se encuentra bien y fuera de peligro” que participaba en el partido comenzó a sentirse mal y en pocos segundos se desvaneció. Esto provocó que inmediatamente y tras el reciente fallecimiento de un joven practicando fútbol saltaran todas las alarmas, se avisó al 112 y a partir de ese momento comenzó “el horror”. Según fuentes presenciales, pasaron muchos minutos entre la llamada y la llegada de la primera ambulancia, que no tenía los medios necesarios para atender estos casos, tuvieron que esperar que llegase otra ambulancia medicalizada.

Los allí presentes no saben si existe un protocolo de acceso a la ciudad deportiva con vehículos de emergencia, pero no podían llegar a donde estaba el niño, mientras tanto una madre de otro niño, profesional de la salud, comenzó a realizarle un masaje cardiaco puesto que el niño presentaba una situación de inconsciencia y parada cardio-respirartoria, mientras otro padre le abría la mandíbula para evitar que se tragara su lengua. En entrenador del Intangco, que se encontraba allí disputando su encuentro le dio su tubo de guedel a dicha persona.

Algunos comenzaron a intentar desatornillar las puertas de acceso, cortar redes y facilitar el paso de las ambulancias, ya que al final fueron 4. Los padres están indignados porque piensan que podrían ocurrirle a cualquiera, y difunden este mensaje para solicitar que en los recintos deportivos municipales, durante al menos el fin de semana se encuentre siempre activo un servicio médico, ya que cada semana practican fútbol 4.500 niños.

No corrió la misma fortuna, un aficionado de 65 años que iba el mismo domingo por la noche al estadio. Antes de comenzar el encuentra el abonado José Pomares Sánchez, que sufría diabetes e hipertensión. Se le trató de estabilizar en el estadio y de camino al hospital sufrió un paro cardíaco.

Be the first to comment on "Semana negra en el deporte ilicitano"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*