-->
-->

El gobierno de la Diputación se opone a ir todos a una en la Comunitat Valenciana

Corredor Mediterráneo necesario y de actualidadCorredor Mediterráneo necesario y de actualidad

El gobierno de la Diputación se opone a ir todos a una en la Comunitat Valenciana. La Diputación de Alicante, encabezada por César Sánchez, no está por la labor de articular una política de “todos a una” en la Comunitat Valenciana. Una forma de hacer a partir de la coordinación interinstitucional que haga que se eliminen duplicidades, se trabajen con mayor efectividad los recursos públicos, exista una comunicación constante que haga que no divaguemos como pollo sin cabeza, etc. De hecho, cualquier intento de la oposición o de sus “socios de gobierno sin gobierno” de poner las cartas encima de la mesa y abordar esta problemática con urgencia y astucia ha sido considerado como un ataque hacia su gobierno y su partido.

La prueba la encontramos en la postura contraria de Sánchez a las intenciones de Ximo Puig de articular la política económica en toda la Comunitat Valenciana, que ha conseguido que parezca que la Diputación de Alicante es más una institución exclusivamente de oposición y detracción que una institución de construcción y avance. Puede ser que esto surja a partir del ánimo electoralista de una facción determinada de un partido que intenta recuperar y afianzar sus feudos históricos. Una facción cuyo mayor exponente en cargo de dirección es, precisamente, el popular César Sánchez.

El Presidente de la Diputación se empeña en aislarse respecto a la Generalitat Valenciana y sus dos diputaciones hermanas. Una actitud contraria a los intereses de los alicantinos, pues con menos dinero podríamos hacer mucho más de lo que hacemos actualmente. Y eso, en una comunidad autónoma maltratada desde la cuestión de la financiación, es fundamental. Debemos emprender un camino en el que cada céntimo que se gaste se haga con estudios, planificación y, en definitiva, desde la racionalidad.

Pero el histórico y ficticio conflicto Valencia-Alicante, con el que debemos acabar de manera urgente, es utilizado por muchos para sacar rédito electoral. Debemos erradicarlo, pues viajamos todos en un mismo barco a la deriva que, si bien crece por encima de la media española, recauda y paga como rico… y recibe por debajo de lo necesario para seguir a flote. Vertebrar la política autonómica, desde la competencia autonómica, pero también desde las competencias que derivan hacia las diputaciones, es imprescindible para poder salir adelante. Utilizar las instituciones políticas valencianas para enfrentar e intentar restar votos al adversario nos lleva a la ruina, señor Sánchez.

Be the first to comment on "El gobierno de la Diputación se opone a ir todos a una en la Comunitat Valenciana"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*