-->
-->

El Hospital del Vinalopó pide despolitizar la negociación del convenio colectivo

El Hospital del Vinalopó renueva el convenio de colaboración con AMACMEC para prestar soporte a pacientes ilicitanas con cáncer de mamaEl Hospital del Vinalopó renueva el convenio de colaboración con AMACMEC para prestar soporte a pacientes ilicitanas con cáncer de mama
  • Los sindicatos manifiestan la existencia de cierta esclavitud laboral que responde únicamente a criterios economicistas
  • La empresa considera que las críticas mediáticas durante una negociación perjudican a la organización y a los profesionales

Elche, 26 de febrero de 2016.- 1.200 profesionales de la sanidad y trabajadores del Hospital del Vinalopó están pendientes de las negociaciones de un nuevo convenio colectivo, entre la organización y los sindicatos, actualmente encallada en posiciones divergentes, que de no mediar acuerdo acabará, según algunos miembros de los sindicatos, en una protesta ante la Consellería de Sanidad.

Los sindicatos, coordinados por una decena de jóvenes, llevan varias semanas denunciando que la empresa somete a sus trabajadores a un exceso de horas y carga de trabajo, (más que en los hospitales públicos ), situación que provoca colapso en algunos servicios, hasta el punto, dicen, de tener que retrasar citas a pacientes oncológicos.

El presidente del Comité de Empresa, Alejadro Cerezola (UGT), Alberto Beltrán (UGT), Gabriel Llor (UGT) y Jesús Monera (CCOO), son cuatro de los diez jóvenes que están haciendo ruido para solucionar temas como: el exceso de horas, intrusismo laboral, evitar riesgos psicosociales, incorporar el capítulo de incentivos en el próximo convenio y formar parte de las negociaciones del nuevo convenio colectivo.

El último movimiento de presión ha sido reunirse, junto con representantes de los cinco departamentos sanitarios de gestión privada de la Comunidad (Alzira, Torrevieja, Manises, Denia y Elche), con la Consellería de Sanidad donde les comunicaron el compromiso de realizar auditorias sobre la gestión público-privada y la imposibilidad, por falta de recursos, de ejecutar reversiones directas.

Una reunión en la que los sindicatos denunciaron a la consellería  la inexistencia de los anexos de los pliegos de condiciones que firmaron en su día Ribera Salud con la Generalitat que estipulan los acuerdos de gestión y su puesta en funcionamiento. “Nos dejaron entrever que aquel acuerdo se hizo como un negocio para los amigos. Es creíble porque este tipo de empresas basa su negocio en explotar a los trabajadores y en ahorrar”, apunta Beltrán.

La iniciativa de la consellería de practicar auditorias, la primera este miércoles en urgencias, es según los sindicatos, papel mojado. “Esta empresa lleva cometiendo ilegalidades desde hace muchos años. Una, no liquidar las cuentas con la consellería desde 2010; otra, vender la mitad de la empresa, a la espera en 2019 de vender el resto, a la empresa Centene Corporation”, puntualizó Monera.

En este clima de tensión y ante la insistencia de la consellería de que los sindicatos renovaran las negociaciones con la empresa le advirtieron al gobierno valenciano de un desconocimiento profundo de la situación e incluso reprocharon al comisionado de la Consellería, (figura creada por el actual gobierno), de no intervenir al menos en defensa de los pacientes.

Los sindicatos explican que existe un ratio por paciente de un 25% inferior a la pública y un 20% menos de camas. “Atendemos a más pacientes con menos recursos. Es una burrada, pero es su tipo de negocio. Aquí priman los criterios economicistas antes que la atención asistencial al paciente”, añadió Beltrán.

En esta línea crítica y defensiva subrayaron que existen datos económicos que avalan el aumento de beneficios de la concesionaria en 2015 de un 38%  “y por otro lado tenemos la experiencia de cómo van recortando mientras dicen que pierden dinero”, añadió Cerezola. Durante la entrevista concedida a este medio, señalaron que estas concesiones se dieron a dedo a amigos del Partido Popular, no salieron a concurso público y desde entonces han ido creciendo salvando obstáculos con inyecciones públicas.

Sin embargo responsabilizaron a otros compañeros de sindicato de haber firmado el actual convenio colectivo en 2012. “Convenio que se incumple además de ser  el peor convenio del sector sanitario español”, subrayaron los cuatro representantes.

Entre las explicaciones de por qué se critican las condiciones actuales que sus predecesores firmaron subrayan que:  “Aquí hay una camaradería gobierno, sindicatos y empresa que a los trabajadores no nos beneficia. Además cuando se firmó, los sindicatos carecían de la formación y visión necesaria; y estábamos en plena crisis por lo que un 20% de paro era un argumento muy bueno para explotar a los trabajadores”, sintetizó Beltrán.

Exceso de politización

Ante las denuncias vertidas por los sindicatos la empresa considera que hay un exceso de politización que impide el avance de las negociaciones y pide al comité de empresa cintura para crear el clima apropiado que permita acelerar el proceso.

José Andrés Sánchez, responsable de Recursos Humanos del Hospital del Vinalopó, pide sentido común. “No podemos estar todos los días dando a la prensa nuestra versión de los hechos. No porque no queramos sino porque esta situación eleva el índice de crispación entre el personal sanitario”.

Sánchez apunta que actualmente el hospital tiene un índice de rotación del 1%,  que se trabaja 39 horas semanales, si bien se han propuesto reducciones en algunos turnos que espera se negocien “y no se entiende por qué insisten en formar parte de una mesa de negociación en la que ya están”.

Respecto a los resultados de la encuesta, testada por la Unión Europea cuyo objetivo es determinar si los trabajadores se encuentran en un riesgo psicosocial, dijo que la empresa ha dibujado un plan de acción actualmente en ejecución. “Próximamente entregaremos al comité un informe detallado con las acciones que hemos aplicado en tres áreas, urgencias, UCI y hospitalización, en las que el estudio señaló la existencia de riesgo. Nuestra disponibilidad contrasta con las críticas que están vertiendo, legitimas, pero que parecen responder más a una campaña de presión de cara a la negociación del convenio colectivo que a la realidad”, puntualizó José Andrés Sánchez.

A la empresa le sorprende que con el anterior comité de empresa se firmaran acuerdos y planes en vigencia, pero con la llegada de este comité de personas jóvenes se deja de poner en valor aspectos ya firmados. “Además y para nuestra sorpresa en una de las últimas reuniones que tuvimos no acudieron porque pensaban que nuestra propuesta se alejaba mucho de lo que ellos pensaban. Para eso están las mesas de negociación, todos ceden y todos ganan”.  

Según Sánchez, la empresa está aportando áreas de mejora en el nuevo convenio colectivo como promoción interna o movilidad entre puestos, “ahora se trata de que nos pongamos de acuerdo, pero para eso hay que hablar”.  Subrayó que hasta que no termina una negociación las críticas mediáticas son un elemento de presión que perjudica al hospital y a los profesionales que trabajan en ella. Y recordó que desde 2012 ha habido una intensa actividad de negociación que ha permitido ajustar las necesidades del Hospital y los centros de salud e implantar planes como el de Igualdad y el concepto de carrera y desarrollo. Un complemento económico que va ligado a la antigüedad y a la experiencia laboral.

Noticia facilitada por María Costa Andrés

 

Be the first to comment on "El Hospital del Vinalopó pide despolitizar la negociación del convenio colectivo"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*