-->
-->

10 consejos para viajar en pareja (y sobrevivir en el intento)

wpid-shutterstock_157709936.jpg

Se acerca San Valentín, y seguro que tienes en mente algún viaje romántico con tu media naranja. Para que ese viaje vaya muy bien, y terminéis felices y comiendo perdices, hemos decidido elaborar una lista con 10 consejos para que al viajar con tu pareja… lo siga siendo al final del viaje.

  • Si ambos sois un poco susceptibles y con tendencia a discutir, mejor tener todo hecho antes de comenzar el viaje: billetes de avión buscados, hoteles reservados… así se reducen las probabilidades de que surja un imprevisto con su correspondiente discusión: “yo ya te lo dije”, “no me hiciste caso”, etc.
  • Comprensión a la hora de preparar el equipaje: cada uno es como es, y no pasa nada porque ella lleve 4 pares de zapatos y 2 de botas para un viaje de tres días, ni tampoco porque él lleve una tableta, el móvil, el reproductor de música y la Nintendo DS para un vuelo de hora y media… aunque tampoco pasa nada por no llevarlo.
  • Como nos dijeron Lucía y Rubén en su entrevista, es bueno “probarse” antes de realizar un gran viaje (vuelta al mundo, viajar a la Antártida, etc.) con tu pareja: primero 2 o 3 semanas en un país sencillo, a ver qué pasa.
  • Trata de evitar los “sujetavelas”: por muy amigos que seáis, ser el +1 del viaje puede resultar incómodo. La solución es sencilla: añadir más amigos al viaje. Así en los momentos románticos de la parejita no habrá un “forever alone” esperando.
  • El delicado tema del dinero: lo mejor es elaborar un presupuesto aproximado con antelación, y llevar desde el principio un “bote” de dinero conjunto para los gastos. Así se evitarán discusiones, sobre todo si tienes una pareja (o lo eres tú) un poco tacaño.
  • ¡No todos tenemos los mismo gustos! Puede resultar que viajes a Roma con intención de visitar todos y cada uno de sus museos e iglesias… y al llegar descubras que tu pareja es alérgica a la cultura y sólo quiere fiesta, helados y pizza. Por esto es bueno que antes de salir se pongan las cartas sobre la mesa sobre las intenciones de cada uno para el viaje, y por supuesto llegar a un acuerdo: ni sólo museos, ni sólo fiesta.
  • Atención también con los biorritmos: puede que tu seas un animal nocturno, pero que a tu pareja le guste levantarse al alba como las gallinas. En estos casos lo mejor es levantarse y acostarse a una hora intermedia.
  • Todos sabemos que los extranjeros y extranjeras siempre nos resultan más atractivos, pero si vas con tu pareja, córtate un pelo y no dejes que salga el“Antonio Recio” o el “José Luis López Vázquez” que llevas dentro cada vez que veas una sueca de 1,80 m o un australiano surfista.
  • La afirmación “los hombres se orientan mejor” no siempre es cierta (el que escribe da fe de ello).
  • ¡Atrévete con los idiomas! No es bueno que cuando estás en otro país te conviertas en un “Raj Koothrappali” incapaz de hablar y totalmente dependiente de la traducción simultánea de tu pareja. Vía Liligo.com