-->

Las averías por falta de mantenimiento han aumentado un 21,3% durante el mes de julio, según datos del RACE

wpid-dialago-en-frances-coche-averiado.jpg

El Real Automóvil Club de España – RACE quiere recordar la importancia de realizar un correcto mantenimiento del vehículo de cara a mejorar la seguridad ante los desplazamientos que se realizarán los próximos días, uno de los fines de semana con mayor volumen de tráfico del año. Un análisis de los datos recogidos por el RACE, con más de 120.000 asistencias realizadas durante el mes de julio, demuestra que la falta de mantenimiento ha provocado un aumento del 21,3% de las averías. En este sentido, el club de automovilistas da cobertura a más de ocho millones de vehículos en España, lo que nos permite disponer de una importante base de análisis.

Una de las conclusiones del informe presentado por el Observatorio Español de Conductores (DUCIT), elaborado por el RACE, señalaba que, por culpa de la crisis, el 70% de los automovilistas españoles habían reducido los gastos en partidas tan importantes como el mantenimiento del vehículo, las reparaciones, el uso de autopistas de peaje, el cambio de neumáticos (una de cada cuatro ha tenido que retrasar la sustitución de las ruedas), o las coberturas del seguro. De cara a los 79 millones de desplazamientos que la DGT ha previsto para este verano, la falta de revisión del vehículo está provocando un aumento en el número de averías mecánicas en carretera.

Si comparamos las más de 120.000 asistencias realizadas por el RACE en el mes de julio de 2014 (con datos recogidos desde el día 1 hasta el 28) con el mismo periodo que 2013, se observa un aumento del 21,3% en las solicitudes de asistencia mecánica. Por tipo de avería, los problemas derivados de los neumáticos, como pinchazos, reventones o presión incorrecta con aviso de emergencia, han aumentado un 13%. Por franja horaria, la central de operaciones de asistencia ha detectado un aumento en los desplazamientos nocturnos durante la fase de retorno de las vacaciones, llegando a aumentar en más de un 60% los servicios de asistencia los domingos entre las 23 h y las 2:00 horas.

Dentro de los percances provocados por los neumáticos destaca peligrosamente el aumento de los casos en los que se han producido reventones, multiplicándose casi por tres con respecto al mismo periodo de 2013, lo que evidencia, por un lado, una falta en el mantenimiento de la presión indicada para el tipo de neumático y la carga, y por otro, el desgaste de la goma.

CONSEJOS A LA HORA DE REVISAR TU VEHÍCULO
Seguir el plan de mantenimiento recomendado por el fabricante es la mejor garantía de prolongar la vida de nuestro vehículo, mejorando su seguridad y reduciendo el riesgo de averías. Junto a estas revisiones periódicas, y ante un desplazamiento de largo recorrido en el que vamos a someter a nuestro vehículo a un esfuerzo mayor, debemos realizar rápidos chequeos, teniendo en cuenta los siguientes puntos de control:
– Comprobar el estado de los neumáticos, como la profundidad del dibujo, y la presión de los mismos (sin olvidar la rueda de repuesto). Ten en cuenta la carga para ajustar la presión. Sigue las recomendaciones del manual del vehículo.
– Comprobar el nivel de líquidos: aceite de motor, refrigerante, frenos, dirección… Es aconsejable llevar un poco de aceite en el coche, por si es necesario rellenar el nivel.
– Comprobar el estado de la dirección y frenos. Una inspección visual para chequear su estado. En el caso de detectar alguna anomalía, acude urgentemente a un taller para su revisión en profundidad.
– Comprobar el estado y ajuste en altura del alumbrado, sobre todo si vas a conducir de noche, y llevas el coche cargado. La regulación la puedes hacer normalmente desde el interior del vehículo, mediante las distintas posiciones de ajuste. Así evitarás deslumbrar al resto de usuarios.

En el caso de detectar alguna anomalía en el vehículo, o si precisas más información sobre algunos elementos de seguridad, acude a tu taller para que te realicen una inspección más en profundidad. El mantenimiento correcto de tu vehículo mejora la seguridad y la capacidad de respuesta a la hora de reaccionar ante un imprevisto, respondiendo mejor ante un incidente durante la ruta.

Además del chequeo del coche, debemos confirmar que llevamos algunos elementos necesarios en caso de avería como: linterna / foco, juego de lámparas, gato, tuerca de seguridad y llave por posible pinchazo (con las herramientas), triángulos de pre-señalización de peligro, chaleco reflectante y, por supuesto, el teléfono de contacto de tu asistencia en viaje, para ayudarte a continuar tu viaje.