-->
-->

Un cuarto de siglo del WRC en Australia

wpid-WRC-Australie-25-ans-de-Mondial_articlethumbnail.jpg

El Rallye de Australia puntuó por primera vez para el Campeonato del Mundo de Rallyes en 1989. Cinco marcas han ganado la prueba en tres ocasiones (Ford, Fiat, Lancia, Mitsubishi, Subaru, Peugeot) y cuatro de ellas de hecho remataron el título allí (Lancia, Subaru, Toyota, Peugeot). Este año podría ser el turno de Volkswagen…

Frecuentemente, la prueba australiana ha decidido el título mundial de Marcas. En septiembre de 1992, el triunfo de Didier Auriol aseguró la sexta corona consecutiva de Lancia (la última en el WRC) contra Toyota gracias a las siete victorias del equipo italiano.

Cinco años más tarde, la victoria de Colin McRae en Perth, en el oeste de Australia, le valió a Subaru el primer título de la era World Rally Car después del doblete de McRae y Liatti en Sanremo que había abierto el camino hacía los terceros honores consecutivos de la firma japonesa.

En 1999, el segundo lugar de Carlos Sainz fue suficiente para que Toyota reclamara su tercer título mundial, aunque los problemas mecánicos del español y Auriol permitieron a Tommi Mäkinen recoger su cuarto título de Pilotos consecutivos, un record entonces. Unos meses antes, Toyota había anunciado su decisión de dejar el WRC por la F1…

La fiesta después del rallye del año siguiente en las calles de Perth no fue demasiado alegre. El ganador Mäkinen fue descalificado, yendo la victoria a Marcus Grönholm lo que fue suficiente para proporcionar a Peugeot el título de Marcas del año 2000, el primero después de la firma francesa al WRC.

Este año, de nuevo la corona de Marcas puede quedar decidida en Australia ya que Volkswagen Motorsport tiene una ventaja de 167 puntos sobre Citroën-Total Abu Dhabi WRT. Si la marca alemana acaba la prueba con una diferencia de 129 puntos sobre su perseguidora, todo quedará decidido en 2014. En otras palabras, para prolongar el suspense, Citroën necesitará sumar 38 puntos más que VW. Por ejemplo, si se retiran los dos coches alemanes (como pasó en Alemania) los dos Citroën DS3 WRC oficiales tendrán que estar en el podio.

Sin embargo, después de su cruel derrota en su casa, Volkswagen tiene todo a su favor para sellar el campeonato, mientras que ahora ya es seguro que la corona de Pilotos 2014 acabará sobre la cabeza de Ogier, Latvala o Mikkelsen.