-->
-->

El cuadrilátero municipal

Jose Rico, Elche NewsJose Rico, Elche News

Nuestro Ayuntamiento ya no es lo que era. Los plenos municipales no son lo que eran. Hasta la Corporación y el Equipo de Gobierno han dejado de ser lo que fueron: organismos donde tirios y troyanos dialogaban con respeto y educación. Ya comenté en anteriores artículos que nuestros políticos –todos, unos y otros, no se salva nadie – habían perdido las formas. Pero lo que no imaginé jamás es que llegarían a posturas, palabras y maneras tan extremas y virulentas como las que mostraron en el último pleno de hace unos días. Un bochornoso pleno marcado por insultos, descalificaciones personales, actitudes prepotentes y chulescas, conductas amenazantes, vocablos hirientes, desvergüenza, descaro y prepotencia; que no es poco. Ante un grupo de estudiantes de instituto que presenciaban por vez primera una sesión plenaria –menuda imagen negativa de nuestros concejales que se habrán llevado estos chicos, ¡qué vergüenza! – los ediles de todos los grupos que intervinieron como oradores ofrecieron un lamentable espectáculo, propio de una discusión barriobajera de patio vecinal e indigno de unos políticos que se jactan de servir al pueblo.

No quiero saber qué concejal ‘pegó’ antes o inició todo este ‘culebrón’ municipal, me da lo mismo. No está justificado aquel “y tu más” con el que se defienden atacándose entre si los ediles. Ya está bien, STOP. Que pisen el freno de una vez nuestros representantes locales y que definitivamente les entren la cordura y la sensatez en la sesera.

Pero además, resulta muy doloroso, triste y lamentable, que de tan desagradable pleno deriven denuncias judiciales o cruce de querellas entre concejales. Y mucho más grave fueron – ¿falsedad, mentira, manipulación de alguna o de todas la partes implicadas? ¿Quién miente? – las supuestas amenazas que presuntamente la alcaldesa recibió en su despacho, por parte de la edil no adscrita. Amenazas que, según Mercedes Alonso, le causaron temor y miedo a la integridad física, dramatizando en una entrevista televisiva que de haber portado armas la edil no adscrita (¿?¡!) podría haberse producido un hecho sangriento. ¡Ni que esto fuera ‘Dodge City Ciudad Sin Ley’…aunque si la cosa sigue así…podría llegarse a las manos como en algunos parlamentos asiáticos en los que sus señorías se liaron a tortazo limpio!

Por el contrario, la concejal no adscrita negó tales amenazas alegando tener pruebas de su inexistencia mediante la grabación que supuestamente efectuó con su móvil.

Asimismo, el edil de Empleo se enfrentó con los contrarios al estilo de un furioso orangután cabreado. Anunció querellas contra algunos de los ediles de la oposición por supuestos atentados contra su honorabilidad. A su vez, el portavoz del localista Partido de Elche se querellará contra aquel por acusarle de trabajar como abogado y poseer la dedicación exclusiva, algo incompatible. El edil ilicitanista lo negó alegando tener suspendida la actividad jurídica por el Colegio de Abogados.

El concejal de Educación pidió perdón a los ciudadanos en general y los estudiantes en concreto, por el ‘bochornoso espectáculo en que se convirtió el pleno’. Hasta el mismísimo portavoz municipal reconoció que nadie estuvo acertado –especialmente su compañero el edil de Empleo– y mostró su predisposición al diálogo con la oposición e hizo un canto a la pacificación entre todos los concejales. Curiosamente, tras la visita de la coordinadora regional del PP Isabel Bonig. Mercedes y los suyos niegan que la consellera les tirara de las orejas, pero creo que al menos les pidió sensatez, cordura y dedicarse a gestionar erradicando la tensión y los duros enfrentamientos en los plenos.

De no lograrse la ‘paz’, la cosa podría ir ‘in crescendo’. Propongo que nuestros concejales acudan al próximo pleno con guantes de boxeo y que en vez de bancos y estrado se coloquen las cuerdas de un ring. Porque en eso se ha convertido el salón de plenos, en un cuadrilátero. El cuadrilátero municipal. Y tal vez el secretario municipal sería el juez y árbitro del ‘combate’ ¡Hagan sus apuestas, señoras y señores! Vergonzoso.

1 Comment on "El cuadrilátero municipal"

  1. José Miguel Fernández Nápoles | 2 diciembre, 2014 at 13:34 | Responder

    Gracias amigo por este comentario tan lleno de coherencia y sentido común. La verdad es terrible y está matizada por esa fuerza que parece impulsar a los votantes: la sonrisa fabricada del político, lo que prometen y nunca cumple la mayoría… Un día volverá la cordura y el sentido común y el pueblo realmente verá representado sus intereses. Gracias!

Leave a comment

Your email address will not be published.

*