-->
-->

Los consejeros de la CAM muestran versiones contradictorias ante el juez

wpid-fotonoticia_20110427145640_800.jpg

Contradicciones en la antigua cúpula de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) para justificar lo que difícilmente tiene explicación. Dos antiguos vicepresidentes de Caja Mediterráneo (CAM) han negado este martes ante el juez de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, que avalaran la concesión de dietas presuntamente irregulares por un importe de 300.000 euros para el expresidente de la entidad Modesto Crespo, en una reunión celebrada el 27 de noviembre de 2009. Sin embargo, uno de los consejeros imputados y citado a declarar ha asegurado que en las actas de ese día figuraba la aprobación de las dietas.

El magistrado ha iniciado esta semana una ronda de interrogatorios que se prolongará durante las jornadas de este miércoles y el jueves. Ha tomado declaración como imputados a los exvicepresidente Ángel Martínez y Armando Sala y el consejero Antonio Gil-Terrón, en el marco de la pieza separada abierta para investigar este pago, concedido a Crespo por su cargo de presidente de la sociedad participada Tinser Cartera SL.

Los dos primeros han precisado que el Consejo de Administración reunido en la citada fecha se limitó a aprobar el nombramiento de Crespo como presidente de la sociedad participada. Su versión contradice la ofrecida por el consejero Gil-Terrón que ha afirmado que las actas de la reunión de noviembre de 2009 incluyen la aprobación de las dietas, han informado fuentes presentes en la declaración.

El testimonio de este último imputado respaldaría la sospecha de la Fiscalía Anticorrupción, que defiende que durante esa reunión los consejeros aprobaron también el pago al expresidente de dietas de forma retroactiva.

El Ministerio Público indicó en un escrito dirigido al juez que, a pesar de que Crespo no accedió a la presidencia de Tinser, filial de la caja que agrupa sus participaciones industriales, hasta el mes de diciembre de 2009, los consejeros aprobaron que cobrara “de forma retroactiva” las dietas correspondientes a los dos últimos trimestres del año. Gómez Bermúdez precisó en el auto en el que imputaba, al que ha tenido acceso Europa Press, que el expresidente de la caja percibió estos pagos de forma “indebida”.

RONDA DE DECLARACIONES

El juez Gómez-Bermúdez continuará este miércoles con los interrogatorios, con las declaraciones como imputados de José Forner, Aniceto Benito Nuñez y Natalia Caballé. El jueves están citados Luis Esteban Marcos, Natalia Ferrando y José García.

Durante el mes de noviembre Gómez Bermúdez ha citado el día 5 a Jesús Navarro, Manuel Navarro y Benito José Nemesio Casabán. En la jornada del 11 acudirán a su Juzgado Raquel Paez, Ginés Pérez y Salvador Piles y el 12 Elia María Rodríguez José Rovira y Martín Sevilla. Las declaraciones se cerrarán con Ángel Oscar Estrada y un testigo, el administrador único de Tinser, Alfonso Rodríguez, el día 13.

Gómez Bermúdez ya investiga a Crespo, y a otros antiguos directivos de la caja –el exdirector general de recursos de la CAM Vicente Soriano Terol; el exdirector de planificación y control de la caja alicantina, Teófilo Sogorb; el exdirector general de la CAM Roberto López Abad y la última directora general de la caja alicantina, María Dolores Amorós– por presuntos delitos societarios, estafa y manipulación del precio de las cosas, por la gestión de entidad, que se declaró en quiebra.

La CAM fue intervenida en junio de 2011 por el Banco de España y en diciembre de 2011 el Sabadell se la adjudicó por un euro. El Fondo de Garantía de Depósitos inyectó 5.249 millones de euros en la entidad que se sumaron a los cerca de 2.800 que aportó el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).