-->
-->

Más de la mitad de los valencianos no pueden ahorrar

wpid-mercado-central.jpg

Según recoge un estudio del Instituto para la Protección Familiar sobre cultura financiera, ahorro y medidas protección, el 60,7 por ciento de los ciudadanos de la Comunitat no preveía poder ahorrar a finales de 2014, frente al 49,4 por ciento de la media nacional, mientras que un 15,4 por ciento dudaba acerca de si lo lograría y un 24 por ciento esperaba cerrar el pasado año con ahorro.

A tenor de lo expuesto en el estudio, los valencianos se otorgan a sí mismos un 5,7 en cultura financiera, frente al 5,6 del conjunto nacional, y siete de cada diez encuestados valencianos se consideran capacitados para planificar el futuro económico de su familia, un 75,4 por ciento en el caso de los hombres y un 66,7 por ciento en el de las mujeres.

La macroencuesta realizada a personas de entre 30 y 65 años, protagonistas en las principales decisiones de compra, revela que el 46,7 por ciento de los hogares en la Comunitat carece de medidas para proteger el futuro económico de sus miembros, porcentaje que baja al 41,5 por ciento en las familias con hijos menores de 18 años en casa.

Entre los hogares que toman medidas (53,3%), el ahorro es la solución preferida por el 72,1 por ciento de los valencianos para proteger el futuro económico de la familia, seguido de los seguros (51,8%), con la Comunitat como la que más contrata estos productos, muy por encima de la media nacional del 38,2 por ciento.

Según las mismas fuentes, para el 29,7 por ciento de encuestados la llegada del primer hijo es el momento más importante en temas de protección familiar, frente a la media nacional del 31 por ciento, y para el 15 por ciento es crucial tener hijos menores de doce años.

PÉRDIDA DE INGRESOS”

Por otro lado, desde el Instituto para la Protección Familiar advierten de las consecuencias de “dramas” como la invalidez, fallecimiento o accidente del cabeza de familia, que provocan “un agujero de entre un 30 y un 40 por ciento de los ingresos que entraban en casa” y afectan al 12,9 por ciento de los encuestados.