-->
-->

Podemos también aprieta a los pezqueñines

wpid-uoyd.jpg

El terremoto provocado por la irrupción de Podemos como tercera fuerza política en intención de voto en España no sólo ha desencadenado la reacción enérgica de las dos principales formaciones, PP y PSOE, sino también la del resto de partidos que componen el espectro político español. El posible escenario de los dos grandes contra la formación de Pablo Iglesias ha despertado a otros partidos minotitarios, como UPyD, que está registrando en las últimas semanas una hiperactividad notable.

El partido de Rosa Díez necesita hacerse notar en los medios para llegar al electorado. Buen ejemplo de ello fueron las denuncias presentadas en un juzgado de Barcelona contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, por desobediencia y prevaricación al celebrar la consulta soberanista.

Los representantes de UPyD en la Comunidad Valenciana también están cumpliendo el guión. Hace apenas dos semanas, Fernando Llopis, portavoz y candidato a la alcaldía de Alicante de la formación magenta, ponía contra las cuerdas a la mismísima Sonia Castedo, alcaldesa de Alicante, al solicitar que se votara en el pleno del Ayuntamiento excluir de las listas electorales a los imputados por corrupción, algo que atentaba contra los propios intereses de la primera edil,doblemente imputada de presentarse de nuevo en las listas.

Días después, Llopis también alzó la voz para manifestar su opinión tras conocer que el PP sólo había abierto un expediente informativo a la alcaldesa, descartando, de momento, su expulsión. ” Que esté o no dentro del Partido Popular, o con suspensión de militancia nos da igual, es una cuestión interna del PP. Que siga como alcaldesa sí que afecta a todos los ciudadanos”, dijo Llopis.

También reiteró su mensaje de apoyo para realizar un cambio en la Alcaldía, aunque “siempre y cuando haya un compromiso y unos acuerdos firmes, públicos contra la corrupción y a favor de la transparencia”.

La hiperactividad se ha traslado a Valencia, donde Toni Cantó, candidato de UPyD a la Generalitat valenciana, también ha pasado a la acción para hablar sobre la consulta celebrada este domingo en Cataluña. “Es una mascarada y un fracaso total del presidente catalán, Artur Mas, y compañía”.

También en otro tema especialmente sensible, como el de las tarjetas negras de Caja Madrid, UPyD ha alzado la voz. La formación ha presentado ante Fiscalía un escrito en el que se solicita que se investigue si en Bancaja y en la CAM, las dos principales entidades e ahorro de la Comunidad Valenciana en un pasado reciente, usaron ‘tarjetas negras’.

Cantó ha presentado este lunes junto al candidato a la Alcaldía de Valencia, Eduardo Gómez, y la coordinadora territorial, Alicia Andújar, una campaña de venta de chapas por 5 euros para financiar las acciones judiciales. La presentación se ha realizado frente a la sede central de Bankia en Valencia como “un símbolo de la corrupción y despilfarro que ha ocurrido en España y especialmente en Valencia”.

“Tal y como se han hecho las cosas en Bancaja y en la CAM lo que me extrañaría es que no hubiera habido porque el comportamiento de todas la cajas por lo que estamos viendo ha sido de una completa impunidad y de un completo asalto del dinero público”. “Estoy completamente convencido de que también se habrán comportado de la misma manera”, ha señalado.

UPyD, para contribuir con estas acciones judiciales, en las que ya han gastado 264.00 euros ha iniciado esta campaña de venta de chapas con dos leyendas ‘Yo denuncié a Pujol’ y ‘Yo denuncié a Bankia’ por 5 euros cada una. Todo sea por hacerse notar y reclamar la atención de un electorado desconcertado.

CAMBIO DE PARTIDO

Mientras tanto, los cuatro componentes del Consejo Territorial valenciano de UPyD que  abandonaron la formación magenta junto a su excoordinador Alexis Marí han solicitado el alta de afiliación en Ciudadanos, según ha confirmado el exdirigente territorial, que también se está planteando pasarse al partido de Albert Rivera.

Al respecto, Marí ha señalado a Europa Press que en estos momentos no ha descartado pasarse a Ciudadanos aunque por el momento todavía no lo ha decidido. “Estoy expectante”, ha señalado. En ese sentido, ha indicado que está “muy interesado” y siguiendo “muy de cerca” la política de la Comunitat Valenciana y ha apuntado que UPyD y Ciudadanos son dos partidos “muy similares”. Sin embargo, ha señalado que todavía no ha adoptado una resolución.

En cambio, quienes sí que se han decidido ya solicitar el alta en Ciudadanos han sido los cuatro excoordinadores que dimitieron. Se trata de Lola Ortiz, exresponsable de Finanzas, Domingo Rojo (excoordinador de Eventos), José Tejada (Acción Política) y Marina Molina (Comunicación).

Desde Ciudadanos han comentado que en las últimas dos semanas han recibido más de 500 solicitudes de afiliación y que la Organización del partido todavía no ha tenido tiempo de aprobarlas, por lo que desconocen el número de exmilitantes de UPyD que han pedido el alta, según han señalado fuentes de este partido.