-->
-->

Cuando la timidez nos invade

noticiaLas causas que producen la timidez pueden deberse a diversas factores

Cuando la timidez nos invade. ¿Te cuesta mirar a los ojos a ese chico o a esa chica que te gusta?, Cuando estas con un grupo de personas ¿No te atreves a iniciar una conversación?… Si tus respuestas han sido mayoritariamente que , quizás pueda significar que seas una persona tímida.

Las causas que producen la timidez pueden deberse a diversas factores; como por ejemplo, no sentirse a gusto con uno mismo por tener un rasgo diferenciador de la población en general, o el haber vivido una infancia con un referente autoritario e incluso con una excesiva sobreprotección, tener una baja autoestima, tener una tendencia a compararse negativamente en referencia a otras personas, una predisposición genética a sentir ansiedad por la activación del sistema nervioso, e incluso debido a un aprendizaje traumático en las primeras relaciones sociales, etc… Todo esto que hemos nombrado pueden ser la causa de esa timidez.

Sea cual sea la causa que provoque tu timidez, debes saber que esta no es crónica ni siquiera es para siempre, sino que se puede trabajar para vencerla. Este trabajo requiere esfuerzo y puesta en práctica de diversas técnicas que te ayudaran a hacerte sentir y poder así disfrutar de cualquier relación social que te plantees, tanto en situaciones públicas como en las más íntimas.

A continuación, te voy a facilitar una serie de técnicas psicológicas que podrán darte el conocimiento específico para que empieces a descubrir todo lo que puedes hacer por ti.

En primer lugar y quizás sea uno de los puntos más importantes como en cualquier trastorno del comportamiento, es reconocer que eres una persona tímida… reconocerlo no es signo de debilidad, sino aceptar nuestras propias debilidades para lograr ese anhelado cambio.

Una vez aceptada esa realidad, ¿qué tal si enfocas este trabajo hacia un reto personal?… en psicología hay una técnica que a simple vista parece muy simple y que, pese a esa sencillez es muy útil. Prueba a escribir en un folio blanco todo aquello que te estás perdiendo por esa timidez y a continuación al otro lado de la hoja donde hayas apuntado la lista de cosas negativas, escribe: “Con esfuerzo y perseverancia venceré la timidez”; “Estoy trabajando bien para lograr ser una persona más sociable”; “Gracias a mi esfuerzo voy a conseguir ser una persona más segura conmigo misma”; “Cuando haya vencido mi timidez, podré disfrutar de mis relaciones sociales” … y todo aquello que pienses que te podrá ayudar en este camino hacia tu meta planteada. Ahora debes poner en un lugar bien visible esa hoja de papel donde hayas escrito todas tus frases, tanto las negativas como las positivas, y deberás leerlas siempre antes de irte a dormir y al levantarte por la mañana. De esta manera estarás focalizando y trabajando tu subconsciente y tu forma negativa de pensar en ti, sin ni siquiera darte cuenta de ello. Gracias a ello aprenderás a proyectar tu mente hacia el logro del éxito, lo que te ayudará notablemente a motivar tu esfuerzo diario y vencer tu timidez.

En este punto de tu trabajo personal, que tal si intentas mejorar tu autoimagen. Hacer deporte es una de las mejores maneras para lograr una buena forma física y mental, y así hacernos sentir bien… quizás un cambio de imagen, o simplemente introducir algo diferente en tu forma de vestir te puedan proporcionar también, ese cambio en ti para que al ponerte frente al espejo sientas que algo está cambiando y que empiezas a sentirte bien contigo mismo o misma.

Otra de las técnicas que vas a empezar a trabajar es aprender a mantener el contacto visual ante las personas a las que te enfrentes. Cuando una persona es tímida se tiende a desviar la mirada de los ojos de los demás para así tener que enfrentarse a uno trueque de miradas; pues bien, ahora debes aprender a mirar cara a cara y sobre todo aprender a fijar tus ojos en los ojos de tu interlocutor. Un contacto visual de frente con la otra persona transmite confianza y seguridad en uno mismo, para ello no dudes en ser consciente de que el esfuerzo que te produce incomodidad e inseguridad, dentro de poco te transmitirá, seguridad y sobre todo comodidad.

Ahora ya puestos… “con faldas y a lo loco”, o para el caso un buen cambio de aires. Debes pensar que quizás no seas tú, sino que algunas de las personas con las que te sueles rodear, no te resulten interesantes o motivantes, y pueda ser positivo empezar a relacionarte con personas nuevas que puedas conocer a través de diferentes medios como, por ejemplo: colectivos, asociaciones, grupos sociales o deportivos… tu imaginación al poder.

Por último, como en cualquier técnica es necesaria la práctica. Exponerte a nuevas personas que te lleven a diferentes relaciones sociales te obligaran a ponerte a prueba. La finalidad de estas prácticas no es otra que establecer el hábito a iniciar una conversación y adiestrar a tu mente que tú y solo tú dominas la situación. Pon en práctica nuevas conversaciones en diferentes contextos; en tu trabajo en tu entorno estudios o en tu círculo de amistades. Si empiezas a ser consciente del poder que encierra en ti llegará el momento en que lo harás automáticamente sin dirigir tus pasos a ello.

Como conclusión, decirte que cualquier persona que se lo plantee seriamente y se esfuerce, puede vencer la timidez con un poco de paciencia y constancia, y en tan solo unos pocos meses ser esa persona que se esconde dentro de ti, por miedo a salir… date esa oportunidad haz que te sientas orgulloso u orgullosa de conseguirlo.

Texto por Tony Cespo

Be the first to comment on "Cuando la timidez nos invade"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*