-->
-->

Dime dónde te sientas…

wpid-butacas_de_cine.jpg

Dime dónde te sientas en el cine y te diré cómo eres es el precepto que el psicólogo japonés Hiromi Mizuki utilizó en este estudio que pretende demostrar la relación entre el asiento elegido por el espectador y la personalidad del mismo.

Para ello divide una sala de cine en 9 secciones, cada una de las cuales determina, según el psicólogo, una personalidad diferente.
Podéis hacer el experimento: mirad en el gráfico la letra a la que corresponde vuestra butaca habitual y después comprobad si la descripción corresponde con vuestro perfil. No perdamos de vista que la psicología oriental dista mucho de la europea, así que no os pongáis tristes si no se corresponde con vuestro carácter.

image9

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A: Mitad del cine y centrado
Según Mizuki, los espectadores que eligen estos asientos son seguras y determinantes, ya que la pantalla es más fácil de ver desde este lugar. Puesto que son las butacas con una mejor visión, se llenan antes, demostrando sus ocupantes cierto grado de anticipación y planificación.

B: Parte de atrás y centrado
Estas butacas roporcionan una visión más amplia de todo el cine, por que según Mizuki, buscan una sensación de seguridad. “Sin embargo, también son un poco tímidas y temerosas de dejarse influenciar por otros, por lo que inconscientemente se alejan del centro de atención”.

Sección C: Primeras filas centrado
Los espectadores que eligen estos asientos son personas muy sociables que tienen un deseo de estar conectados constantemente con los demás, “Si sus amigos les piden ayuda, van a hacer lo que puedan. En general, tienden a comprender y perdonar a los demás”.

D: Filas centrales lateral
El espectador que ocupa estas butacas valora especialmente su espacio personal y según Mizuki “al hacer amigos, tienden hacia las personas con quienes puedan sentirse relajados y cómodos”.

E: Esquinas traseras
Personas que les gusta saber todo lo que sucede pero sin involucrarse. Según el psicólogo las personas que ocupan estos espacios “no tienen la confianza suficiente para asumir las responsabilidades de una posible interacción directa con otras personas”.

F: Esquinas delanteras
La peor ubicación de la sala esta destinada para “las personas que simplemente aceptan su destino y las molestias derivadas de ello, por lo que en su vida diaria los demás pueden aprovecharse de su debilidad”.

Así que ya sabes, Dime dónde te sientas…