-->
-->

Las artes escénicas recuperan espectadores

wpid-teatro.jpg

La Comunitat Valenciana encabeza el aumento de recaudación, funciones espectadores para las artes escénicas en 2013 aunque con cifras que, todavía, están muy por debajo de las que se daban en 2008, al inicio de la crisis económica.

Así se refleja en el ‘Anuario SGAE 2014′, presentado este miércoles en Madrid por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y que ofrece una radiografía de los diversos sectores de la cultura en España con datos del año 2013.

El informe señala que la actividad escénica por comunidades autónomas muestra un comportamiento similar a años atrás en cuanto a concentración de espectáculos al localizarse la gran mayoría en Madrid (30,9% de las representaciones) y en Cataluña (21,7%). A mucha distancia, aparecen Andalucía (8,8%) y la Comunitat Valenciana (6,7%, lo que se traduce en números globales en 3.478 espectáculos, 183 sesiones más que el año anterior). De hecho, la Comunitat Valenciana, seguida por el País Vasco y Murcia, fueron las CCAA donde más se incrementó la actividad, apunta el análisis de la SGAE.

La Comunitat Valenciana incrementa también su cifra de asistentes en comparación con 2012 en 42.305 espectadores y, en cuanto a la recaudación, lidera también el incremento al facturar 292.109 euros más.

Aun así, si se comparan los datos de 2008 con los de 2013, los números dan idea de los efectos de la crisis en el sector. De este modo, si al principio de la serie cronológica, las artes escénicas valencianas obtenían 1,8 millones de espectadores y 10,3 millones de euros, un lustro después esas cifras bajan hasta los 1,3 millones de espectadores y 8.819.966 euros.

Por géneros, en teatro, la Comunitat Valenciana registra el ascenso más alto de funciones (182 más, +5,8%). También subió un 4,7% el numero de asistentes (hasta los 1.220.268) y recaudación, con un aumento de 387.159 euros en 2013 respecto a 2012.

Sin embargo, la mejoría del teatro contrasta con el comportamiento de la danza, que vuelve a empeorar sus datos al perder casi 7.600 espectadores de 2012 a 2013. De hecho, si en 2008 la SGAE registraba 111.256 espectadores de danza en escenarios valencianos, en 2013 ese indicador es de 55.214.

LÍRICA

En cuanto a la lírica, el anuario, consultado por Europa Press, subraya que los espectadores de ópera y zarzuela en España vienen disminuyendo progresivamente desde 2008 y en 2013 alcanzan la cota más baja de toda la serie. La tendencia se cumple también en la Comunitat Valenciana, que en 2008 congregó a casi 83.000 personas para este tipo de montajes en 2008; algo más de 72.500 en 2009; cerca de 69.000 en 2010; 56.546 en 2011; 40.807 un año después y 36.189 en 2013.

Por lo que se refiere a los datos nacionales, el Anuario SGAE revela que el cine y los conciertos de música popular (que incluye diversos géneros como el pop, rock, electrónica o jazz, entre otros) han sido los más perjudicados en sus recaudaciones durante 2013, año en que se ha empezado a aplicar en su totalidad el IVA del 21% en estos espectáculos.

En concreto, la recaudación de la música popular en vivo (incluyendo macrofestivales) descendió un 13,6% respecto al año anterior, hasta alcanzar los 148,4 millones de euros. La cifra de espectadores también bajó un 11,4%, con 22,8 millones de personas que asistieron a estos espectáculos.

Por su parte, en el cine se vendieron un total de 76,7 millones de entradas, lo que conlleva una bajada del 17,8% respecto al año anterior. En cuanto a la recaudación, cae hasta los 498,7 millones de euros, un 18,5% menos que el año anterior.

FALTA DE AYUDAS PÚBLICAS

En una rueda de prensa celebrada en Madrid, el presidente de la Fundación SGAE, Antonio Onetti, ha explicado estos datos como consecuencia de la falta de ayudas públicas, además de la ya citada subida de tipos impositivos en las entradas.

“La pregunta que deberíamos hacernos es ¿por qué la música clásica no cae tanto? Es meridiano: porque está muchísimo más apoyada y financiada por el Estado”, ha indicado.

En general, los descensos se han producido en todas las disciplinas, si bien, tal y como ha aclarado el director de la SGAE, quizás no ha habido un decrecimiento similar al año anterior. En cualquier caso, además de apuntar a la crisis, Onetti ha lamentado la “ausencia de una política cultural” que respalde al sector.