-->

La Unió de Llauradors en alerta por las lluvias y el pedrisco

wpid-unio-llauradors.jpg

La Unió de Llauradors ha asegurado este lunes que las lluvias registradas en las últimas horas en la Comunitat son “beneficiosas” para todas las comarcas. Aún así, también ha alertado de que ya se han producido cuatro pedriscos en la zona de La Ribera (Valencia), que en su conjunto han afectado a la producción de caqui y a los cítricos.

Según ha informado la organización agraria en un comunicado, el pedrisco caído el domingo por la noche ha provocado daños “de importancia” en la cosecha del caqui de la Ribera, donde estima que puede estar afectado entre el 50 y el 60 por ciento de la cosecha debido a la acumulación de tormentas de estas últimas semanas. También los cítricos se han visto “seriamente dañados”, aunque señala que habrá que observar la evolución del cultivo para confirmar la magnitud del problema.

La Unió señala que “las cuatro tormentas en los últimos meses han ido acompañadas de pedrisco” en la comarca de La Ribera donde a la falta de rentabilidad de los cítricos en los últimos años, ahora se le suma también el problema climatológico en el caqui, un cultivo donde los agricultores se habían refugiado debido a su demanda y rentabilidad.

También los cítricos se han visto “fuertemente” afectados por la “intensa tormenta” de anoche y algunas parcelas cultivadas con granadas, principalmente en Alberic y en otra parte de la comarca de la Ribera, que aún no había resultado afectada en los anteriores episodios tormentosos. Así, la afección de la tormenta se centra en una franja de alrededor de 500 hectáreas de cultivo en Alberic, Beneixida, Gavarda, Vilanova de Castelló, l’Ènova, Manuel, Senyera, Pobla Llarga, Carcaixent y Sant Joanet.

La Unió solicitará ayudas para los agricultores afectados por el pedrisco que se suman a las de la sequía y confía que la respuesta de las Administraciones Públicas “esté a la altura de la gravedad de las pérdidas por las diversas adversidades climatológicas (sequía y pedrisco)”.

No obstante lo anterior, La Unió señala que las lluvias de las últimas horas eran “largamente esperadas” y han resultado “muy beneficiosas para el campo debido a los efectos de la sequía, a excepción del pedrisco en la Ribera y otras zonas muy localizadas”. Según puntualliza, “han servido para ahorrar algún riego, recargar acuíferos, limpiar a los árboles para evitar posibles plagas o regenerar pastos”. Asimismo, destaca que son “muy buenas” sobre todo para el cultivo de los cítricos “pues en esta época servirán para aumentar el calibre de la fruta”.

En esta línea, señala que los “únicos problemas” de las lluvias se podrían dar en el cultivo del arroz “en plena época de siega o en la recogida de la uva que está ya también en plena campaña de recolección”.