-->

(63-82) Brasil-España: El tiro exterior se suma a la fiesta

wpid-2cdb735efc74.jpg

España superó su primer test serio del Mundial tras arrollar a Brasil y recuperar la confianza en el tiro (63-82). La selección acabó con 11 triples de 24 intentos y demostró una superioridad notable también en la pintura ante uno de los gallitos de la competición. De nuevo Pau Gasol dominó ambas facetas y dio otro recital con 24 puntos y 9 rebotes. Los de Orenga se tomarán un respiro mañana antes de medirse a Francia y Serbia.

Si el balón entra esta España es imparable. Puede parecer una obviedad, pero de una importancia capital. Con la mejor versión de Navarro y Rudy este equipo ganará la Copa del Mundo porque entonces Pau, Marc e Ibaka tendrán más espacios por dentro. Simple. Sin ellos a tope, será mucho más complicado. Ante Brasil, la mejor versión salió a flote para debacle de un rival atropellado por los acontecimientos.

En el ambiente se palpaba la importancia del partido. La afición nazarí estaba más viva que nunca y el juego interior iba a tomar todo el protagonismo de inicio. Pau Gasol se comió a Nené y Varejao (12 puntos en el primer cuarto) mientras que Navarro y Rudy enchufaban de lejos. Bendito acierto. Esa era la diferencia entre los dos equipos: la línea de 6,75 por fin multiplicaba por tres del lado español (14-30, min. 10).

Esta vez Orenga alargó la rotación lo máximo posible. Bajo el foco de la duda, Llull debía dar un paso al frente junto a Calderón en la segunda oleada. No lo dio ninguno de los dos en sus primeros minutos, lo que envalentonó a un Barbosa que empezó a crecerse con un parcial de 7-0. La selección española empezó a dudar ya que estaba sucediendo exactamente lo mismo que ante Irán y Egipto (23-33, min. 14).

La entrada de Sergio Rodríguez sacó de la UCI al combinado nacional. Tampoco fue para echar cohetes, pero sirvió para mantener la decena de puntos como renta sólida. Incluso ayudó a que los dos desaparecidos entraran en dinámica por primera vez en todo el Mundial (25-41, min. 17). A Llull se le notó con más rabia de lo normal. Están vivos y quieren aportar. La tercera falta personal de Marc no importó demasiado pues para entonces ya había vuelto a pista su hermano (32-45, min. 20).

Extraña fue la salida tras vestuarios. Tras un par de minutos de locura, Pau Gasol decidió reventar el partido… desde fuera. Tres triples y un tiro desde seis metros en los primeros tres minutos fue suficiente para que Brasil desistiera en el intento de buscar la victoria. Ni el propio Palacio daba crédito: ET continúa sorprendiendo con 34 años y lo seguirá haciendo mientras quiera (40-60, min. 25).

Con la victoria ya en el bolsillo, el último cuarto sivió de subidón anímico para Lull. Al jugador madridista se le puede considerar medio recuperado para la causa. Incomprensiblemente, Claver y Abrines quedaron relegados a un segundo plano. A ellos les costará todavía más (63-82, min. 40).

Ficha técnica

63 – Brasil (14+18+15+16): García (2), Marcelinho (8), Barbosa (11), Nene Hilario (7) y Splitter (6) -equipo inicial-, Machado (6), Neto (2), Hettsheimer, Taylor (4), Varejao (10) y Vieira (7).

82 – España (30+15+21+16): Pau Gasol (26), Rudy (6), Navarro (10), Rubio (2) y Marc Gasol (8) -equipo inicial-, Rodríguez (12), Calderón (5), Reyes (1), Claver, Llull (7), Ibaka (5) y Abrines.

Árbitros: Jorge Vázquez (PUR), Borys Ryzhyk (UKR) y Anthony Jordan (USA). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del grupo A de la Copa del Mundo, disputado en el Palacio Municipal de Deportes de Granada, ante unos 8810 espectadores. Lleno.