-->

Ramírez recomienda a la afición del Elche que se preocupe más del partido de Vallecas que del Hércules

wpid-ramirez21.jpg

No es un Hércules-Elche. Pero casi. Y se nota durante la semana. El fuego cruzado entre ambas entidades ya ha comenzado. Y en este escenario de polémica e ironía se maneja como pocos Juan Carlos Ramírez, ex consejero delegado del club franjiverde y actual hombre fuerte de la cúpula directiva herculana.

Ramírez, como el que no quiere la cosa, ha restado este miércoles trascendencia al partido ante el Ilicitano, al que ninguneó, y se mostró feliz del desplazamiento masivo de seguidores franjiverdes a Alicante, ya que entiende que “más dinero dejarán” en las arcas blaqnuiazules.

También aconsejó al entorno del Elche, excitado ante lo que puede ser una humillación histórica, que no mire tanto hacia el partido del Rico Pérez y sí a Vallecas, escenario en el que juega el primer equipo franjiverde con riesgo de seguir en zona de descenso si no puntúa.

“Para mí es un partido más porque si no le estaría dando demasiada importancia al Ilicitano. Y, ¿qué es el Ilicitano?”, se preguntó Ramírez. “Le doy más importancia a equipos como el Nàstic o el Badalona, que van a estar arriba. El Ilicitano no deja de ser un filial, como el del Valencia o el Mestalla”, reflexionó.

El dirigente herculano también se defendió de las acusaciones de parte de la hinchada herculana, que considera que los 1o euros de la entrada son una invitación a que la afición del Elche acuda a Alicante. “Hemos tratado este partido como cualquier otro. Y es el mismo precio que nos pondrán allí cuando vayamos”, explicó Ramírez, quien anunció que también existe el compromiso por parte de la entidad ilicitana de “jugar la vuelta en el Martínez Valero”.

MÁS TAQUILLA

Ramírez también puso en duda que el desplazamiento de aficionados a Alicante sea tan numeroso como se anuncia desde Elche. “Treinta  autobuses no han venido aquí cuando había una rivalidad más fuerte en segunda. Lo máximo eran 15 ó 17, pero si vienen muy bien. Si vienen 1.500 mejor. Más dinero dejarán y haremos una buena recaudación”, argumentó.

“Que vengan los que quieran, que tenemos estadio para todos. Lo importante es que los puntos se queden en nuestro casillero”, apostilló Ramírez, quien insistió en que si fuera aficionado del Elche “estaría preocupado por si pierden en Vallecas”.

Recordó que el fútbol da “muchas vueltas” y no se siente presionado ante la posibilidad de ser blanco de las críticas. “Que cada uno diga y haga lo que quiera. A nosotros lo que nos interesa son los tres puntos y vernos cuanto antes con el primer equipo del Elche en la misma categoría”, insistió.

A nivel deportivo, Ramírez elogió a Vicente Mir, entrenador del filial, y no duda de que se verá un equipo “sin presión y con ganas de agradar para llamar la atención del primer equipo”.

Juan Carlos Ramírez pide a la hinchada herculana vivir el partido “como uno más”, aunque es consciente de que existe “una rivalidad importante” entre los clubes. Y por si acaso, dejó en el aire una reflexión: “Ellos (el Elche) van a descender seguro, no sé si este año o el que viene. Yo lo que espero es que nosotros podamos vivir una alegría este año”, argumentó.

CONFIANZA PLANTILLA

El dirigente herculano espera que el partido ante el filial del Elche marque el despegue del Hércules en la tabla tras un inicio irregular. Ramírez asegura que confía “ciegamente” en la plantilla, pero recuerda que “ha venido mucha gente nueva que necesita adaptarse”. “No cabe duda de que vamos a estar arriba”, concluyó.