-->

Bonig ejemplarizante: ¿obligación o traición?

Corredor Mediterráneo necesario y de actualidadCorredor Mediterráneo necesario y de actualidad

Bonig ejemplarizante: ¿obligación o traición? La dirección del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV) ha remitido una carta a los nueve concejales del grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia que están investigados en el llamado caso Imelsa en la que les da 10 días hábiles a partir de la recepción para que entreguen su acta.

El PPCV no espera más. Bonig cumple con su premisa y promesa de que dejarían su acta si, tras levantarse el secreto de sumario, mantenían la condición de investigados. Ahora queda que los concejales y concejalas, que tienen el poder de decidir si finalmente renuncian o no al acta, se vayan. Eva Ortiz, coordinadora general del PPCV, ya anunció que si no lo hacen, habrá consecuencias. Pero ¿qué consecuencias?

Hasta ahora el PP ha intentado lavar su cara actuando con contundencia frente a los últimos casos de corrupción, pero siempre quedándose a medio camino. Como si no quisiera molestar mucho para evitar posibles rebeliones o confesiones desde dentro. Ahora, parece que la veda se ha abierto. Pero este desafío a sus propios cargos electos puede costarle muy caro a Bonig. Tan caro que puede acabar ridiculizando este proceso de renovación que las nuevas generaciones reclaman, así como una gran masa, dentro de la militancia del Partido Popular.

Lo más avergonzante de todo sería que los concejales y concejalas mantuvieran su acta, que están en su derecho, que no en su legitimidad. En ese momento, el partido que hasta dos días, como aquel que dice, era dueño y señor de Valencia, con la alcaldesa perpetua y un feudo histórico que mantener puede quedarse sin representación, mientras que el grupo mixto alcanzará un tamaño inédito hasta entonces.

Vivir para ver.

Be the first to comment on "Bonig ejemplarizante: ¿obligación o traición?"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*