-->

De nuevo el fuego

Corredor Mediterráneo necesario y de actualidadCorredor Mediterráneo necesario y de actualidad

El primer lunes de septiembre no podía empezar peor, con fuego en los montes de la Comunitat Valenciana. Al cierre de esta edición, y durante todo el día del domingo, fueron varios los incendios que arrasaron hectáreas de monte. Moixent, Benitachell o Xàbia fueron algunas de las localidades afectas. Especialmente preocupa el de estas dos últimas localidades, pues el fuego avanza sin control y ha obligado a desalojar a centenares de residentes de esta turística localidad de valenciana de la comarca de la Marina.

Vergonzoso y repugnante, así se debe calificar a quien, por dejadez o conscientemente provoca estos fuegos. No hay prevención posible contra ellos, sólo sanción y tratamiento. No puede ser tan barato quemar bosques. Se deben endurecer las penas para disuadir a otros posibles pirómanos.

Además del daño ecológico y medioambiental, de difícil reparación, no debemos olvidar que se está quemando una de las joyas de la Comunitat Valenciana, la perla de la Marina Alta, Xàbia, con su mítica cala de la Granadella. Triste y desolador. El modus vivendi de muchas familias, el orgullo y el patrimonio de todo un pueblo, el ecosistema mediterráneo reducido a nada por el capricho de un enfermo.

No debemos olvidar que además de ser una fuente de biodiversidad y un pulmón verde para nuestras tierras, los bosques son una de las más importantes señas de identidad que tenemos los valencianos, y un legado importantísimo que procurar dejar para nuestros hijos. El turismo, importantísimo en la zona, también se verá resentido.

Especialmente Xàbia tiene, como se suele decir, la negra desde el 2014, habiendo sido afectada por varios fuegos desde entonces. Paremos esto, aunque sea únicamente por interés económico, pues bien es sabido que nadie va a visitar una cala o un pueblo quemado. Nuestros hijos no lo merecen.

Be the first to comment on "De nuevo el fuego"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*