-->

Guerra de guerrillas

Corredor Mediterráneo necesario y de actualidadCorredor Mediterráneo necesario y de actualidad

La guerra de guerrillas ha estallado en el PSOE a todos los niveles. Puertas cerradas, desautorizaciones, dimisiones y un sinfín de opiniones que no hacen más que erosionar la imagen del partido a todos los niveles.

Uno de los que ha abandonado a Pedro Sánchez ha sido el President de la Generalitat Valenciana, generando no con ello poca polémica. La dimisión del secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, de la Ejecutiva Federal del PSOE, junto a otros 16 miembros más, ha puesto en jaque la estabilidad del propio Partido Socialista en la Comunitat Valenciana. Puig no dudó en sumarse a la guerra que vive Ferraz para intentar echar a Pedro Sánchez de la Secretaría General. Pero esta misma brecha abierta en Madrid se ha abierto en Valencia, ya que la consellera de Sanidad, Carmen Montón, se mantiene, de momento, fiel a Sánchez, y no se sumó a las dimisiones. A pesar de ello, no acudió en el día de ayer a la llamada de Sánchez. También el propio secretario general del PSPV de la provincia de Valencia, José Luís Ábalos, mostró su ‘total apoyo’ a Sánchez y reclamó que sea la militancia la que decida el futuro del partido.

La guerra está servida, y la batalla se presenta cruenta. A pesar de que cabe recordar que el PSOE es un partido centenario con una estructura municipal muy asentada, es inevitable retrotraerse unos meses atrás y comparar la batalla interna con la vivida, por ejemplo, en UPYD, un partido que ha acabado por desaparecer casi por completo.

Si esto favorecerá, o no, la conformación de un futuro gobierno para España, es algo que está por ver. Pero si algo está claro es que al país no le conviene un PSOE debilitado, pues al fin y al cabo, la socialdemocracia es una pieza clave en nuestra democracia.

Be the first to comment on "Guerra de guerrillas"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*