-->

La mala estrategia de Sánchez

Corredor Mediterráneo necesario y de actualidadCorredor Mediterráneo necesario y de actualidad

‘No es no’, no se cansa de repetir el líder y candidato de los socialistas, el madrileño Pedro Sánchez. A pesar de que cada vez son más la voces, viejas y nuevas, que reclaman una abstención del PSOE a favor del PP, Sánchez mantiene su postura inicial de no favorecer un gobierno del PP.

No se perderá, de momento, el líder de los socialistas en términos vagos y vacíos como la ‘abstención técnica’ de Albert Rivera. Quizás Sánchez tiene miedo a caer en la misma desgracia que su homólogo Albert, el descrédito.

No obstante, si queremos evitar unas terceras elecciones, la situación pasa por una entente entre PP y PSOE. Una entente, que por cierto, se ha dado a lo largo de la corta historia de la democracia en España, pues lo bien cierto es que en los temas fundamentales, y pondremos como ejemplo la reforma de la Constitución encargada por Europa, la Ley Electoral o el mantenimiento de la estructura de provincias y municipios en nuestro país, PP y PSOE siempre han estado de acuerdo. Unas veces han estado de acuerdo para no cambiar nada, y otras lo han estado para cambiarlo, véase el caso del artículo 135 de la Constitución Española.

Quizás sería mejor para el PSOE, y por supuesto para los españoles, que Sánchez pusiera encima de la mesa medidas del programa socialista, para que Rajoy o las aceptase o todo lo contrario las rechazase. Si sucediera lo primero, Sánchez, con uno de los peores resultados del PSOE, podría sacar pecho de haber conseguido que parte de su programa se lleve a cabo. Si Rajoy las rechazase, podría quitarse, con toda la razón del mundo, las culpas de encima.

A pesar de que lo anteriormente expuesto sería no sólo de interés en clave ciudadana sino también en clave de partido, ni PSOE ni tampoco Ciudadanos, se han dignado a hablar de programa y a exigir sus reformas. ¿El motivo? Desconocido, o tal vez, y sólo tal vez, se deba a que no hay tantas diferencias entre PP, PSOE y Ciudadanos y realmente cambiar, lo que se dice cambiar, no les hace demasiada ilusión.

Be the first to comment on "La mala estrategia de Sánchez"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*