-->

La nueva política se atraganta

Corredor Mediterráneo necesario y de actualidadCorredor Mediterráneo necesario y de actualidad

La nueva política, que llegó zumbante a esta colmena como elefante en cacharrería se enfrenta a esta casi segunda vuelta con menguadas fuerzas, o al menos eso es lo que le sucede a uno de sus principales referentes, Ciudadanos, que pese a acumular más de diez años en el Parlament de Catalunya, se había erigido como uno de los ‘partidos nuevos’ y que ahora afronta esta campaña con varios conflictos internos en diferentes provincias, y con unas encuestas que no le sonríen demasiado. Pablo Iglesias, que parecía también afectado por los conflictos generados en el tiempo de campaña, como la famosa ‘cal viva’ o la petición de puestos a Pedro Sánchez, podría revivir alentado por su pacto con la Izquierda Unida de Alberto Garzón, formación que a pesar de acumular casi un millón de votos en todo el Estado, apenas consiguió dos escaños, debido a la actual Ley Electoral y la Fórmula d’Hont.
El debate que se vivió el pasado fin de semana en el programa de Jordi Évole, Salvados, reunió a Pablo Iglesias y Albert Rivera, quienes, a diferencia del anterior debate, se enzarzaron en discusiones estériles y estereotipadas, en un debate, que a muchos espectadores y especialmente a los más activos tuiteros, se les atragantó como ya venía pasando con la vieja política. Rivera e Iglesias ya no están tan frescos. El pacto de Ciudadanos con el PSOE parece pesar demasiado en su electorado, en gran parte proveniente de posturas más liberales y/o conservadoras, antiguos votantes del Partido Popular. A Iglesias tal vez lo le afecte tanto su postura como partido sino sus palabras, la dureza con que trató al PSOE, que a pesar de sus errores, tiene un importante nombre en muchas hogares españoles, podría asustar a los votantes más moderados.
En conclusión, parece que la nueva política ni es tan nueva ni nos trae cosas tan interesantes como prometía. Lo que vimos el pasado domingo fue más de lo mismo, mucho ruido y pocas nueces. Se atragantó.

Be the first to comment on "La nueva política se atraganta"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*