-->

Los de las caretas

Corredor Mediterráneo necesario y de actualidadCorredor Mediterráneo necesario y de actualidad

Los de las caretas, los de la cara tapada, han vuelto a actuar. Qué cobardía esconderse detrás de una máscara para defender unas ideas en una democracia. ¿A qué temen? ¿Por qué no dan la cara? Qué bajeza moral.

En el día de ayer un grupo de estudiantes, o supuestos estudiantes, porque ya se sabe que en estos piquetes siempre se cuela algún profesional de barullo, impidieron que el ex presidente del Gobierno de España, el socialista Felipe González, impartiera una charla en la Universidad Autónoma de Madrid. Los demócratas, los de las asambleas que apoyan a Bildu, Otegui y demás hombres de paz. Ya se lo hicieron en su día a Rosa Díez, la ex líder y fundadora de UPyD, que fue atacada en varias facultades donde acudía a exponer su mensaje político. Se creen que las universidades son suyas, y no.

Mucho ha tenido que llover para que los distintos partidos o políticos puedan exponer sus ideas libremente en un foro público. Mucha gente se ha dejado la piel para luchar precisamente contra lo que los actuales censores dicen luchar. No debemos permitir que estas situaciones se conviertan en habituales. No pueden ganar la batalla, ni la dialéctica ni la de los espacios públicos.

Al resto de partidos reclamarles unidad frente a este tipo de altercados. No valen las medias tintas de Pablo Iglesias, el líder de Podemos. Tampoco valen las excusas. Los censores de hoy, los de la careta, portaban incluso carteles usados por el entorno de ETA. No todo vale.

No obstante, no toda la culpa es del movimiento radical. El caldeado ambiente político de los últimos años y el tono elevado de las acusaciones de unos y otros, propicia este tipo de situaciones.

Digamos basta a los censores, que este nuestro país ya ha tenido bastantes durante muchos años.

Be the first to comment on "Los de las caretas"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*