-->

Que hablen de política

Corredor Mediterráneo necesario y de actualidadCorredor Mediterráneo necesario y de actualidad

Que hablen de política, los partidos, es lo que debería pasar en toda democracia normal. No obstante, en nuestro país hemos estado mucho tiempo sin hablar de política, prestando atención a nimiedades que nos han conducido a un panorama descafeinado y enredado del cual salir se antoja muy difícil. Imaginen una solución intermedia para el PSOE, una segunda oportunidad.

Imaginen que el PSOE no se abstiene gratis, como por cierto hizo Ciudadanos. Imaginen que el PSOE, tras una dura negociación, consigue arrancar al PP compromisos y reformas importantes en campos como el laboral o los derechos sociales. ¿No es ese el fin último de los partidos? Si el PSOE hubiera conseguido algún hito, podría justificar su abstención y desbloqueo de la situación. Si hubieran hablado de política la cosa sería diferente. Hablar de política, con mayúsculas, con detalle, abordando reformas importantes.

Prefirieron el juego de las sillas, y al final es lo que tiene, que alguno se queda sin ella. Y ahora viene el tiempo de los navajazos, pues la situación del PSOE es, cuanto menos, delicada.

El PSOE es un partido necesario en el tablero político español. El espectro político de la izquierda no puede quedar únicamente en manos de Podemos y los nacionalistas. Es necesario un partido de centro izquierda fuerte y potente capaz de absorber ese nicho de votos. No es una cuestión de más centro o más izquierda sino de institucionalidad. El PSOE ha sido y es ese partido moderado que ha aportado estabilidad en los momentos más complicados e importantes de nuestra historia. Hace falta. Como dice el refrán, no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes, y el PSOE estamos a punto de perderlo.

Todavía están a tiempo de salvar la situación. Todavía están a tiempo de no romper, más, el partido. Sólo tienen que hablar de política.

Be the first to comment on "Que hablen de política"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*