-->

La fabulosa colección de coches de Jordi Pujol junior

wpid-jordi-pujol-ferrusola-el-hijo-de-jordi-pujol-los-cochazos-del-sultan-de-barcelona-201312708_1.jpg

Es bien conocida la pasión por los coches caros de Jordi Pujol Jr., el hijo del ex presidente de la Generalitat de Catalunya. Más oscuro es el modo en el que llegó a conseguir una colección tan fabulosa como la que ha salido a la luz estos días. Por ese motivo el juez Ruz se ha interesado por la procedencia de todo ese dinero invertido para llenar su garaje con todas esas maravillosas joyas según Kmph.

Ruz ha imputado a su ex mujer Mercè Gironés por blanqueo de capitales y además ha solicitado a la DGT que le facilitase información sobre seis coches de alta gama que serían de su propiedad. Desde luego, la cosa no huele nada bien.

Pero dejando de lado los presuntos (y probables) chanchullos del hijo del Molt Honorable, hay que reconocer que tiene un gran gusto para los coches, llegando a reunir una colección con la que cualquier aficionado al motor soñaría. Para muestra, un botón:

De momento hay seis coches cuya procedencia está cuestionada. Media docena de fantásticos modelos que podríamos clasificar como clásicos de alta gama, y no precisamente baratos: un Ferrari Testarossa, un Porsche 906, un Lotus Elan, un Jaguar B-Type Roadster, un Mercedes-Benz SLR McLaren y un Lamborghini Miura. Casi nada.

coleccion-coches-familia-pujol-ferrusola-e1406970779545  lamborghini_miura jaguar_b-type_roadsterferrari_testarossa-600x328

Y sin embargo estos seis coches solo integran una parte de la colección de Jordi Pujol Ferrusola. Se sabe por informaciones publicadas por la prensa hace un año que había más coches de su propiedad (serían unos 20) discretamente guardados en una nave industrial de un polígono de Barcelona entre los que figurarían, entre otros, un Porsche 911, un Ferrari 360 y un Mercedes 320.

Sería realmente muy duro para Pujol Jr tener que decir adiós a esta magnífica colección pero hay muchas posibilidades de que así sea. Hay que señalar que la adquisición de cada uno de ellos es realmente difícil de justificar, puesto que se trata de modelos que alcanzan precios astronómicos en subasta.