-->

Las tres dudas más comunes sobre radares

wpid-multas1.jpg

La velocidad excesiva sigue siendo una de las causas de accidente principales en España. Por ello, existen controles específicos y mecanismos para controlarla y sancionar a los infractores que excedan los límites establecidos, como los radares.

Y precisamente los radares son un tema controvertido que genera muchísimas dudas, sobre todo a conductores que aún tienen poca experiencia. Por ejemplo: ¿Qué es un radar de tramo? o ¿los radares multan de noche?, ¿Y con lluvia? ¿Existe algún método para que no “me cazen” si voy por encima del límite? Atento a las respuestas.

1. ¿Qué tipos de radares hay?

En España hay casi 900 radares en total que generan más de cuatro millones de multas al año. La mayor parte, están situados en Madrid, Cataluña, y País Vasco.Estrictamente, en cuanto a los tipos de radares, hay: radares móviles, de tramo, de semáforo y recientemente, también en helicópteros.

Radares fijos: están colocados en cabinas, pórticos, en postes o márgenes de la carretera, por ejemplo. Están marcados mediante señales verticales y avisos en los paneles informativos de las carreteras.

Radares móviles: en coches oficiales o “camuflados”, pueden funcionar tanto si están parados como en movimiento. Este tipo de radar no se encuentra señalizado.

Radares de tramo: Por el momento, la mayoría de estos radares se sitúa en los túneles. Siempre hay dos: un detector de radar estará al principio del tramo y otro estará al final. Los dos calculan la velocidad media del coche en el recorrido del tramo. Si dicha velocidad es mayor a la permitida, -como se ha quedado grabada la matrícula-, se impondrá una sanción.

Radares de semáforo: también conocidos como ‘Foto Rojo’. Están situados en los semáforos, y se activan cuando un coche se salta un semáforo en rojo.

Radar de helicóptero: desde marzo de 2013, la Dirección General de Tráfico cuenta con “Pegasus”. Estos radares de helicóptero cuentan con la última tecnología, son capaces de controlar la velocidad de los vehículos y detectar las infracciones (hasta los 300 metros o los 1.000 pies de altura) con una precisión extrema gracias a sus dos cámaras. Puede detectar con velocidades de hasta 360 km/h.

2. ¿Los radares funcionan de noche o con lluvia intensa?

Si has oído alguna vez eso de que los radares no multan de noche, o con lluvia, olvídalo. Es un falso mito. Aunque no veamos el “flash”,  los radares actuales con capaces de multar en todas las condiciones climatológicas, gracias a la tecnología de infrarrojos que utilizan.

3. ¿Me puedo “librar” de la multa usando inhibidores de radar?

Concretamente, hay tres dispositivos que permiten conocer la ubicación de los radares: los avisadores, los detectores, y los inhibidores. Estos últimos, además, son capaces de alterar el funcionamiento de los radares. Con la nueva Ley de Tráfico, los detectores de radar e inhibidores están expresamente prohibidos bajo multas elevadas.

Avisadores de radar: este tipo de sistema lo podemos encontrar integrado en los GPS. Simplemente, informan de la ubicación de los radares fijos y, según el caso, de la velocidad máxima a la que está permitido circular en el tramo de la vía por el que vamos.

Detectores de radar: Este sistema detecta las señales que emiten los radares y avisa al conductor. Están prohibidos y la multa por usarlos es de 200 euros y tres puntos del carné.

Inhibidores de radar: Detectan el radar y alteran su funcionamiento para que no nos multe si pasamos por él a mayor velocidad de la permitida. Llevar uno, es una infracción grave: conlleva una multa económica de 6.000 euros y la retirada de seis puntos del carné según Fundación Mapfre