-->

Un proyecto escandinavo basado en la nube permitirá compartir información sobre el estado de las carreteras

wpid-136804_Car2Car_communication.jpg

Volvo Cars, el Ministerio de Transportes de Suecia y el Ministerio de Fomento de Noruega trabajan conjuntamente en un proyecto que permitirá a los vehículos compartir información sobre las condiciones de la calzada (como la presencia de placas de hielo).

La información se compartirá a través de una red basada en la nube: una idea revolucionaria destinada a mejorar la seguridad vial. La ampliación de la flota de vehículos de prueba de 50 a 100 unidades hará que el proyecto avance rápidamente hacia el objetivo de poner esta tecnología a disposición de los clientes dentro de pocos años.

«Cuanta más información podamos compartir en la carretera, menos sorpresas nos encontraremos, y cuando se trata de conducir las sorpresas son precisamente lo primero que queremos evitar», afirma Erik Israelsson, responsable del proyecto Cooperativo ITS (Intelligent Transport System) de Volvo Cars.

«Con esta idea en mente, hemos desarrollado una alerta por firme deslizante que avisa a los conductores de la presencia de placas de hielo y ayuda a mantener las carreteras de forma más eficiente durante el invierno. También hemos incorporado una alerta que avisa a los conductores en caso de que haya otro vehículo en la zona que tenga encendidas las luces de emergencia. Estas dos primeras funciones consituyen una buena plataforma para desarrollar otras opciones de seguridad; esto es solo el principio», continúa Erik Israelsson.

Proyecto casi completo

El momento en el que el proyecto de investigación podrá aplicarse al mundo real se encuentra ya cerca: la tecnología se ha puesto a punto y la fase de prueba y validación está lista para empezar. En esta etapa, Volvo Cars multiplicará por 20 su flota de vehículos de prueba y ampliará la zona de ensayo para incluir dos grandes ciudades escandinavas: Gotemburgo y Oslo. Estas dos pruebas permitirán obtener una imagen más completa de cómo funcionará el sistema en las condiciones reales del tráfico invernal.

Slippery road warning shared with other cars

Mejora del mantenimiento de las carreteras en invierno

La alerta por firme deslizante enviará también información sobre la presencia de placas de hielo a los responsables de la vía, información que complementará los

datos procedentes de las estaciones instaladas a lo largo de las carreteras. Esto ayudará a las autoridades y a los contratistas a mejorar la planificación y ejecución del mantenimiento invernal de las carreteras y a resolver rápidamente cualquier cambio que pueda producirse en las condiciones de la calzada. Además, el Ministerio de Fomento de Noruega realizará una evaluación independiente del sistema para identificar otros posibles usos de los datos que ayuden al mantenimiento de las carreteras durante la estación invernal.

Ambiciosa estrategia de conectividad

Volvo Cars está realizando inversiones y estableciendo relaciones estratégicas para crear soluciones basadas en la nube. Las alertas por luces de emergencia y firme deslizante son las primeras funciones de seguridad de la nube de Volvo. El desarrollo de una sofisticada comunicación a través de la red de telefonía móvil forma parte del objetivo de la empresa de ofrecer una experiencia totalmente conectada.

«En el futuro habremos aumentado el intercambio de información vital entre los vehículos y también entre los vehículos y la infraestructura», señala Erik Israelsson. «Este campo ofrece un potencial enorme, incluidos los aspectos de seguridad, comodidad de la conducción y flujo del tráfico», añade.

«Este proyecto nos acerca aún más a la visión de futuro de Volvo Cars: que en 2020 ninguna persona muera ni resulte gravemente herida en un vehículo Volvo nuevo. Es otra forma de mejorar la experiencia de conducción, basada en nuestro lema: Diseñado pensando en ti», concluye Erik Israelsson.