-->

Volvo Cars inicia la producción del XC60 en China

wpid-124648_Volvo_XC60.jpg

Volvo Cars ha comenzado a producir su SUV más vendido, el XC60, en su fábrica de Chengdu, China, tras la decisión de aumentar la producción ante el fuerte crecimiento de las ventas en este país.

El Volvo XC60 es el segundo modelo que se fabrica en Chengdu; el primero fue el Volvo S60L, un sedán que destaca por su amplia distancia entre ejes y que comenzó a fabricarse en noviembre de 2013.

Añadir el XC60 a la línea de fabricación de Chengdu implica la creación de 500 nuevos puestos de trabajo, con lo que la plantilla se ampliará hasta un total de 2650 empleados, aproximadamente. Un nuevo sistema de horarios garantizará el aumento del rendimiento.

El XC60 es el modelo de Volvo más vendido en China y el resto del mundo.

A nivel mundial, sus ventas aumentaron un 20,4% (hasta 98.309 vehículos) durante los nueve primeros meses de 2014, mientras que en China el incremento fue del 32,3% (hasta 24.940 vehículos) durante el mismo periodo. A principios de este año, el XC60 superó la marca de 500.000 vehículos vendidos desde su lanzamiento en 2008.

«Comenzar la producción del XC60 en Chengdu constituye el último hito en el proceso de transformación de Volvo Cars», afirma Håkan Samuelsson, presidente y consejero delegado de la compañía. «Esto contribuirá decisivamente a impulsar el crecimiento general de Volvo en el que ahora es nuestro mayor mercado».

La fábrica de Chengdu se encuentra en la zona de desarrollo económico y tecnológico de Chengdu, en el centro del país. Su capacidad de producción es de 120.000 vehículos al año.

Volvo Cars tiene otra fábrica en Daqing, al noreste de China, donde se ha iniciado el ensamblaje del Volvo XC Classic, una variante del Volvo XC90 de la primera generación que se fabrica localmente para el mercado chino.

Además, Volvo Cars tiene una fábrica de motores en Zhangjiakou, al noroeste de Pekín, que funciona desde el otoño de 2013 y que suministra motores a las fábricas de Chengdu y Daqing.

Todas nuestras operaciones en China se realizan conforme a los procesos y normas globales de Volvo Cars, los mismos que se aplican en las fábricas europeas de Torslanda y Gante.

«En Chengdu se trabaja exactamente en las mismas de condiciones que en nuestras fábricas europeas», afirma Lars Danielson, vicepresidente primero de Volvo Cars China Operations y consejero delegado de Volvo Car China. «Nuestra fábrica de Chengdu cumple todos los requisitos y normas globales de Volvo Cars tanto por lo que respecta a la calidad, la tecnología y el equipamiento, como al entorno de trabajo, la seguridad laboral o los requisitos medioambientales».

Volvo XC60

Este año Volvo Cars ha registrado un fuerte crecimiento de sus ventas globales en China, con unas ventas minoristas que, hasta la fecha, se han incrementado un 36 % en comparación con 2013. Volvo Cars está creciendo a un ritmo considerablemente mayor que el segmento de alto nivel en China, arrebatando cuota de mercado a las principales marcas de la competencia.

Aparte de los modelos XC60 y S60L, el V60, líder en su segmento, y la gama V40 son otros de los modelos más vendidos. Actualmente hay en China más de 160 concesionarios en los que se venden vehículos Volvo.

«Los clientes chinos tienen las mismas expectativas que los europeos. Quieren recibir productos de alta calidad», indica el Sr. Danielson. «Además, tienen muchas posibilidades de elección, ya que el mercado chino es sumamente competitivo. Por eso es importante asegurarse de que los Volvo que salen de la fábrica de Chengdu sean vehículos de alta calidad y, como mínimo, tan buenos como los que se fabrican en nuestras plantas europeas».