-->

Denuncia ciudadana

IMG_20150131_173436

El abajo firmante, Manuel Navarro Leal, vecino de Elche, me veo en la triste obligación de hacer público el acoso que el Excmo. Ayuntamiento de Elche lleva contra mí y con ello contra mi familia, al reclamarme la plusvalía derivada, según ellos, del acto de embargo de la vivienda por parte del banco y con ello del desahucio de la misma, lo cual entiendo es ética, legal y moralmente cuestionable.

Con el fin de hacer más entendible dicha situación, me permito explicar los antecedentes de la misma: Hace ya 5 años y ante la falta de pago debido a la crisis actual que me dejó sin mi medio de sustento, el banco procedió al embargo de dicha vivienda, convirtiéndonos así en una familia mas de desahuciados ,familia numerosa y que sufrimos un agravio comparativo respecto al resto de desahuciados.

Nuestro Excmo. Ayuntamiento, en su día concedió una exención del pago del impuesto de plusvalía a los que entregaron sus viviendas en dación en pago, quedando libres de deuda. En un primer momento, las ejecuciones hipotecarias tenían que pagar aún quedándose marcados de por vida y con deuda. Ante la lógica protesta de los ciudadanos afectados, se retoco por parte del Ayuntamiento la ordenación local correspondiente, poniendo condiciones a esas ejecuciones para quedar exentos.

Dicha condición era estar el estar fuera del hogar antes de la ejecución no más de dos años o lo que es lo mismo, quedar en la calle antes de la ejecución, medida que si bien beneficiaba a los que perdíamos la vivienda, también beneficiaba al banco, ya que les aseguraba el pignorar una vivienda sin inquilinos dentro.

Por no hacer pasar a mis hijos por el duro trance de tener que pasar por ese duro hecho de tener que quedar sin vivienda y sin  saber donde poder vivir, estuvimos tres años, debido también a que no se había subastado la vivienda y por lo tanto no había nadie en disponibilidad de ocuparla. Motivo este por el que en todo caso se me podría acusar de ocupa, pero no de haberme beneficiado de un aumento de mi patrimonio.

Debido a este hecho, completamente comprensible desde el punto de vista humano, no quedo exento, según nuestro Excmo. Ayuntamiento, por lo que después de haber recurrido por dos veces por tan inhumana actitud, sigo recibiendo la negativa como respuesta, a pesar de haber acreditado con documentos los motivos apuntados.

Ya como colmo de la insensibilidad de nuestras autoridades y de una actitud altiva en su proceder, recibo la semana pasada una carta del SUMA en la cual tienen a bien comunicarme que tengo de plazo hasta el 4 de mayo para pagar 2200 euros, avisando de que si no procedo al pago, seré embargado por dicha cantidad, o lo que es lo mismo, me embargan un dinero que, según ellos ha sido mi beneficio por haberme sido embargada mi vivienda. Nunca pensé que en este municipio, el ser desahuciado pudiera costarme dinero.

Ante lo que considero un trato discriminatorio entre desahuciados y fuera de toda lógica, sentido común y humanidad, pongo estos hechos en conocimiento de los habitantes de este municipio, con el fin se conozcan las entretelas y la preocupación social de nuestros dirigentes políticos actuales, la cual delata una actitud abusiva y fuera de toda lógica y justicia .

Por Manuel Navarro Leal.

Be the first to comment on "Denuncia ciudadana"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*