-->

Guía para tener un buen camino

wpid-wpid-wpid-merxe-morales11.jpg

Se estás pensando en emprender la aventura del Camino de Santiago, tanto si es en calidad de turista, como por motivos religiosos o espirituales, te interesará tener unas mínimas nociones para llegar hasta la Plaza del Obradoiro con energía suficiente y unos pies libres de ampollas y heridas.

Galicia abre a todos sus magníficos bosques de castaños, robles y eucaliptus, pero recorrerlos para nuestro disfrute también implica saber respetar estos parajes de incalculable valor ecológico y pasar por ellos sin dejar huella ecológica o la mínima posible.

Por ello he resumido en diez puntos las cuestiones que no deben faltar en la ruta hasta la catedral del Apostol, tanto a nivel de cuidado personal como de interacción con el entorno.

Mi decálogo:

1. AUMENTA LA INGESTA DE CALORÍAS

Cada día se camina una media de cinco horas, por lo que te recomiendo incrementar la cantidad de calorías. Te van a hacer falta para no abandonar a mitad camino.

En cada tramo se queman entre 1.500 y 1.700 calorías (esta cifra en los más llanos, porque también hay días de un consumo de 2000 kcal.)

Prepárate bien para ello!

2. ALIMENTOS DE BUENA CALIDAD

No confundas más calorías con desayunar cada día dos huevos con chorizo y tocino. Hablamos de calorías procedentes de alimentos de buena calidad. Sin necesidad de recurrir a las grasas saturadas.

Y tampoco de procesados comprados en el super del pueblo. Los albergues están llenos de grupos de jóvenes que arrasan las tiendas buscando refrescos, galletas y todo tipo de snacks.

3. NO ALCOHOL

Evita tomar alcohol en las comidas. El azúcar que contiene te va a dejar k.o. para la próxima jornada.

Te sentirás cansado a la hora de arrancar el día porque te va a restar energía.

Una copita de Ribeiro o Albariño estará bien y será suficiente…

4. CALDO GALLEGO

Perfecto para tomar como primer plato cada día. Nutritivo, rico en antioxidantes y muy digestivo.

Lo encontrarás en todos los restaurantes y bares del camino. Unos hechos con berzas y otros con grelos o coliflor.

Y de segundo, unas buenas lentejas (son también una especialidad del Camino) o un bacalao a la gallega para los que tomáis pescado.

5. SNACKS ENERGÉTICOS

Aprovisiónate de unas barritas energéticas de calidad (sin azúcar, a ser posible), con sésamo, avena, copos de arroz, para tener energía constante.

Lleva también un puñadito de frutos secos. Galicia tiene excelentes nueces, avellanas y castañas. Las podrás comprar en tiendas locales y a los propios productores que las ofrecen en los pazos que irás encontrando por el camino.

Buena proteína y excelente fuente de energía.

6. HIDRÁTATE

Agua, agua y agua. En pequeñas cantidades y siempre que sientas la necesidad de hidratarte. Lleva tu botella detrás y prefiérela a las bebidas isotónicas que siempre llevan azúcar.

7. MIMA TUS PIES.

La clave para ser caminante.

Cada mañana, antes de comenzar a andar, una buena capa de vaselina protegerá tus pies y evitará que las ampollas hagan su aparición.

Y al final de la jornada, un baño de pies con agua fría y sal y un masaje con crema reparadora. Como nuevos!

De ellos depende poder llegar al final del Camino.

8. SOBREVIVIR A LOS ALBERGUES

Si vas a hospedarte en albergues (cosa que te recomiendo si quieres vivir de verdad el Camino), no viajes sin unos tapones para los oídos.

En las habitaciones comunes siempre aparece un Ronqueiro (roncador en tierras gallegas) que hace insoportables las noches. La única forma de protegerse de los ronquidos es taparlos como si fueras a nadar. Con unos tapones de cera. El algodón no funciona.

Te será imposible descansar de otra forma y a la mañana siguiente arrancarás con cansancio.

(Los públicos te costarán 6 euros y los privados 10 por noche)

9. NO DEJAR RESIDUOS

Si tomas barritas o cualquier otro snack, no abandones los envases en los bosques.

He visto cientos de ellos a ambos lados del camino. Y es algo que no puedo entender.

Papeles metálicos que tardan años en degradarse cuando en cada tramo se encuentran contenedores y papeleras instaladas por el gobierno de Galicia para la recogida de basuras.

Y qué decir del abandono de calcetines, zapatos y otras prendas de ropa.

Los peregrinos se deshacen de cosas viejas que ya no les sirven durante el recorrido. Debe ser muy simbólico. Todo un gesto de querer renovarse, pero un gesto muy incívico el de convertir el camino en un basurero urbano.

Tomamos nota?

10. LEVANTARSE ANTES DEL ALBA

Y si quieres una experiencia que te eleve, madruga más que nadie.

Levántate a las 4,30, 5 o 6 de la noche. Los bosques se llenan de luciérnagas punteantes cuando los peregrinos empiezan a recorrerlos, en la más completa oscuridad, con sus linternas de guía.

Es maravilloso oír el bosque de noche y a los animales que los habitan hasta que a las 7 comienzan a despertar al día los gallos….

Al menos un día, madruga y camina de noche. Es el broche de oro para sentir la Galicia más profunda y grabar muy dentro la experiencia de haber sido caminante en sus tierras.

BUEN CAMINO!