-->

La costosa despedida de Rita Barberá

El PSPV propondrá modificar la Ley para que se pueda revocar la designación de senadoresEl PSPV propondrá modificar la Ley para que se pueda revocar la designación de senadores

En su día ya criticamos que Rita Barberá no tuviera la gallardía de asistir al pleno en el que, después de 24 años, cedía la vara de mando al nuevo alcalde de Valencia Joan Ribó; aunque posiblemente era una cuestión más de educación y de cortesía parlamentaria, pero en ocasiones, algunas personas exigen para sí lo que no están dispuestos a conceder al prójimo… Por otra parte, como ya dijimos, era lógico que se quitara de en medio del hemiciclo del Cap i casal para no convertirse en el centro de los debates municipales. De hecho, así pasó en la segunda sesión parlamentaria de les Corts en la que el portavoz del grupo parlamentario socialista, Manolo Mata, le espeto esa ya famosa frase de «señora Barberá deje de tocarme las narices». Pues bien, ahora la exalcaldesa también abandona nuestro parlamento. Y no lo hace para dejar la política, si no para recalar como senadora territorial en el Senado. Justamente el Senado, cámara por cuyo sentido de ser actual nos preguntábamos hace poco en estas mismas páginas. Pero Barberá no irá a solas. Otros ilustres de la política valenciana la acompañarán: Joan Lerma (sí, Lerma otra vez) y Alberto Fabra. Esperemos no ver una foto de todos ellos volviendo en el AVE desde Madrid con los pies cansados sobre el asiento de enfrente como la que nos procuró Rita Barberá hace unos meses…

Da la impresión que las cúpulas de algunos partidos confunde el Senado con un geriátrico. No se trata de retirar a los políticos que dejan la primera línea para que todos los ciudadanos le paguemos una jubilación dorada. Ya lo decíamos, si estas personas tienen difícil su (re)incorporación a la vida laboral -dice la leyenda que Mariano Rajoy mantiene en el gobierno a una ministra que a pesar de su madura edad nunca ha cotizado a la Seguridad Social- que los partidos les paguen un plan de pensiones, pero que no carguen sobre las dolidas espaldas económicas de los ciudadanos esta pesada carga.

Be the first to comment on "La costosa despedida de Rita Barberá"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*