-->

‘La Venida de la Virgen’, símbolo de identidad autóctona

Aprueban la guía para la contratación públicaEdificio del Ayuntamiento de Elche

He de felicitar al Ayuntamiento de Elche, a Turismo-Visitelche y a la Sociedad Venida de la Virgen; por reunir un excelente expediente de tramitación para solicitar a la Generalitat que las fiestas de ‘La Venida’ sean declaradas de Interés Turístico Valenciano. Petición que a través de Visitelche se presentará a lo largo de este mes de enero.

Agradezco y felicito a los promotores de la iniciativa, y deseo que el nuevo año haga realidad que ‘La Venida’ logre su reconocimiento como celebración festiva de atractivo turístico de invierno en el ámbito autonómico y asimismo confío en que la Generalitat sea sensible y conceda tal distinción como ya hizo con nuestra agosteña ‘Nit de l’Albà’.

Las fiestas de ‘La Venida’, “La Venguda de la Verge” (en dialecto local ilicitano “La Vingúa de la MareDéu”), poseen características singulares, exclusivas y únicas dentro de las fiestas de la Comunidad Valenciana cuales méritos más que suficientes para lograr tal distinción: su autoctonidad y esos rasgos valencianos destacados por el uso de la lengua autóctona en el texto del bando, en la inscripción del arca y en la revista; sus orígenes o raíces históricas dentro del Reino de Valencia y por tanto de la Corona de Aragón bajo el reinado de Pedro IV El Ceremonioso en 1370; utilización de las barras heráldicas de Aragón en los trajes de los heraldos y pregonero; uso del nombre histórico de la ciudad en valenciano medieval; entre otros aspectos.

Estos componentes, además de ser signos de identidad local o de ilicitanismo, también son rasgos de carácter identitario autóctono valenciano y forman la personalidad propia y diferenciada de estos festejos. Son rasgos valencianistas y por ello ‘La Venguda’, además de ser ilicitana y localista, caso de lograr la declaración de Interés Turístico Valenciano, trascendería los límites locales y se convertiría en un símbolo valencianista, en un sígno de identidad regional o valenciano igualándose al Misteri y a la “Nit de l’Albà”,

Es importante que ‘La Venida’ logre la declaración de Fiesta de Interés Turístico Valenciano porque se reconocería el atractivo turístico de esta fiesta dentro de las vacaciones navideñas locales y autonómicas. Ello aportaría un considerable flujo de visitantes del resto de la Comunidad Valenciana a Elche y supondría una óptima rentabilidad como reclamo turístico para nuestra ciudad.

Es necesario y vital que ‘La Venida de la Virgen’ sea declarada Fiesta de Interés Turístico Valenciano. No en vano, la entidad que organiza sus festejos, la Sociedad Venida de la Virgen posee el galardón “Palma Dorada” por sus demostrados Ilicitanismo y Valencianismo.

Pero para que la solicitud ante la Generalitat tenga más fuerza y peso, a ‘La Venida’ le haría falta añadir otro rasgo autoctonista de valencianidad: que los diálogos entre Cantó, el Justicia Mayor y los jurados o regidores del Cabildo o Ayuntamiento antiguo sean en valenciano medieval de 1370, época del hallazgo, porque se desarrollan en castellano o español actual. Lo que es un evidente anacronismo.

No tiene sentido que quienes representan a aquellos personajes históricos de 1370 hablen en castellano de hoy durante la escenificación que el 28 de diciembre a las tres y algo de la tarde se lleva a cabo en la puerta del Ayuntamiento tras la galopada, llegada de Cantó a la Casa Consistorial y consiguiente recepción. Sobre todo teniendo en cuenta que están rememorando un hecho que sucedió en una época en la que en Elche solo se hablaba romance valenciano.

Sirva como ejemplo el diálogo entre los capitanes y embajadores moros y cristianos durante la representación de la toma de la ciudad que se lleva a cabo en las fiestas de agosto. Diálogo que se habla en romance valenciano medieval, propio de la época, de 1265, plagado de arcaismos como ‘nos’ y ‘vos’, entre otros vocablos de entonces.

Porque, si la Asociación de Moros y Cristianos utiliza el valenciano medieval de la época que representa teatralmente; la Sociedad Venida de la Virgen debería hacer lo mismo con los diálogos entre Cantó, el Justicia Mayor y los Jurados del Ayuntamiento antiguo, porque también está representando una época en la que no se hablaba castallano sino valenciano únicamente. Sería lo lógico, natural e histórico. De esa forma, ‘La Venida’ sería más exacta, auténtica, ajustada y fidedigna a la historia; a como realmente sucedió.

Si el bando está en valenciano, si la leyenda del arca está en valenciano, si Cantó alterna vítores en castellano con vítores en valenciano a la Virgen; se debe utilizar el valenciano también en el parlamento de los personajes municipales.

Y de cara al expediente de solicitud de declaración de Fiesta de Interés Turístico Valenciano, realizar en valenciano el diálogo de Cantó y los regidores sería un valor añadido, sería un elemento más de identidad autóctona que favorecería que se lograra tal reconocimiento.

José Rico

Be the first to comment on "‘La Venida de la Virgen’, símbolo de identidad autóctona"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*