-->

Las fiestas de mi pueblo son intocables

Debemos un billón de euros que se sepa, pero que no me toquen las fiestas de mi pueblo. Los toros, la verbena, la cabalgata, la proclamación de la reina y hasta la procesión con la patrona. Que recorten de todo lo demás, pero que no me toquen las fiestas de mi pueblo.

Debemos un billón de euros, pero que no me toquen la subvención a la asociación de los palomos cojos y el local que el ayuntamiento tiene cedido (y se hace carga de agua, luz y demás, por supuesto) a la agrupación de asociaciones de defensa del medio ambiente del parque. Austeridad para todo, pero que no me toquen los 5.000 € que el ayuntamiento da al club de fútbol de mi pueblo.

¿600.000 € de Aerocas al Castellón Unión Deportiva? ¡Por supuesto! Y el campo de fútbol municipal gratis. ¿Qué hay que hacerle una quita a Lim para que se quede con el Valencia CF y fiche muchos jugadores? ¡Por supuesto! Y si hay que cambiar el Plan General de Ribarroja para que construya en Portxinos pues también. ¿Qué per a qué están els diners? ¿No se montó Alperi un negocio con Ortiz para que el Hércules tuviera el Rico Pérez? ¡Pues igual en mi pueblo!

Un billón de euros de deuda pero que el ayuntamiento pague el caché de Extremoduro, Malú, Alfredo Rey y Rosita Amores. Y la entrada gratis, que coño. ¡Son las fiestas patronales! Y así se hace desde hace más de treinta años, cuando los ayuntamientos democráticos se dieron cuenta que era más interesante pagar les varietés que la casa de la cultura. Cierto que cuando se comprobó que construir casas de la cultura, piscina de invierno y polideportivos era también rentable el ciclo quedó cerrado: Obras públicas y fiestas.

Y además que el ayuntamiento se pague unos buenos suplementos festivos en los periódicos del lugar, que pague a la televisión local horas de retransmisión del bous al carrer y la cabalgata y que subvencione el Teatre al carrer porque eso es antropología pura. Y un mejor castillo que el del pueblo de al lado. ¿No podrían poner anuncios en Antena 3? Javier Moliner, el presidente de la Diputación de Castellón ha puesto más de 60.000 € para que graben El Chiringuito de Pepe en Peñíscola, pues igual para mi pueblo. ¡Que se estire Rus, que todo se lo lleva para Játiva! ¿No se gastan una millonada Alicante y Valencia en las Hogueras y las Fallas? Pues igual en mi pueblo. ¡Que pague el ayuntamiento!

Que aprieten por otro lado y que le quiten el sueldo al alcalde, que ya se ha hecho rico. Pero no me toquen las fiestas de mi pueblo. Además hay que cambiar la corona la Patrona. ¿Por qué no lo va a pagar el ayuntamiento si es la Patrona de todo el pueblo?

Y para el año que viene un festival de esos de música. ¿No pagan los ayuntamientos de Burriana, Benidorm, Benicássim o Vilajosoya el Arenal, el Low, el FIB o las habaneras? Pues aquí también uno de Boleros.

Debemos más de un billón de € pero que no me toquen las fiestas de mi pueblo. ¿Si en El Puig o la Vall d’Uixó hacen dos o tres meses de bous al carrer por qué no lo podemos hacer en mi pueblo? Aquí encima el ayuntamiento anda recortando del presupuesto de fiestas. Lo va a votar su puta madre.

A ver si estos del ayuntamiento se enteran qué es eso del valencianismo y ponen más dinero en las fiestas. Y si no se lo diremos a los de la oposición que seguro se comprometen a subir el presupuesto de fiestas para el verano que viene, después de las elecciones.