-->

Vivimos en un selfie!

wpid-jesus-montesinos.jpg

Selfie es la palabra de moda. Todo el mundo anda con el teléfono en la mano haciéndose fotos en cualquier postura y compañía. Una autofoto que dura un minuto, que es lo que se tarda en colgarla en Facebook, Instagram o redes parecidas. Es la demostración de lo efímero que resulta todo. Todo dura solo un instante. Solo lo suficiente para alimentar el narcisismo de cada uno con una foto en la que se demuestra que existe. Estamos. Que seamos es otra cosa.

Todo es efímero y vamos a más. Todo dura solo un instante. Un periódico se queda viejo a la hora de imprimirse. Y en Facebook, Twitter o Instagram esa foto se ha hecho vieja en los cinco minutos que tardas en colgar otra. La brevedad del momento llega al extremo de que en la red Snapchat (triunfa entre los adolescentes) la foto colgada se elimina en el momento alguien la visualiza. Y en WhatsApp la gente habla con frases de cinco/seis palabras, la manda y escribe otra. Brevedad. La insoportable levedad de lo efímero.

¿Alguien recuerda el intento de secuestro de Vicente Soriano? ¡Fue su autofoto!! ¿Qué alguien que no sea político ni periodista me diga el nombre de dos presentadores de Canal 9? La Pedroche ha sido Trending Topic dos días y mañana pasará al olvido si no enseña otra vez su anatomía. Y mañana nadie recordará que Canal sur es una televisión andaluza. No es que seamos olvidadizos. Es que todo es efímero.
Pedro J. Ramírez se ha apresurado un año antes a anunciar que va a sacar un periódico digital que se llama El Español. Y es que si no monta ruido dentro de un año nos hemos olvidado de él. Como además llega al extremo de considerarse sucesor de Ortega, Azaña y Araquistain en este tipo de proezas editoras nacionalistas, se asegura mucho argumentario tipo Selfie. El narcisismo con carácter exponencial.

¡Que alguien me diga que dijo Fabra en su mensaje de Fin de Año! O tienes argumentos muy poderosos o al minuto siguiente has quedado desbancado por otro mensaje. Si a eso le sumas la incapacidad para controlar la agenda siempre hay algo o alguien que te elimina de la pantalla. Lo único que recuerdo hoy de ese mensaje es la soledad del President en un salón desangelado. ¿Pero quién le monta los discursos y la imagen a este hombre? Esther Pastor debería pedir que el famosos coach le devolviera los dineros. ¡Ni siquiera cuidan la autofoto!

La gente se divorcia más porque la fidelidad y la felicidad son efímeras. Y en los negocios las marcas tienen que hacer inversiones constantes en reputación y posicionamiento para conseguir que la gente los recuerde. ¡Ahí está el ejemplo de El Corte Inglés!! Antes marcaba hasta la primavera y ahora solo es un recurso dentro de lo voluble que resulta el consumo. ¡Dígame usted cinco libros de éxito del año pasado!! ¿Qué le dejaron los Reyes en 2013?

En todo esto hay gente que hace su agosto. ¿Saben cómo se llama la gran plataforma comercial del mundo? Factura más que Telefónica, Zara, El Corte Inglés, Mercadona y Ford juntos. Y es china. Se llama Ali Baba porque es un nombre que se dice así en cualquier idioma. Y a todos nos recuerda el cuento de los ladrones. Pues así evitan ser efímeros.

Esto provoca que todo lo analicemos siempre con brevedad, con solo una mirada. Con lo cual se nos escapan la mitad de las verdades. Ahí tienen por ejemplo la polémica sobre por qué se han acabado los alquileres de renta antigua. No podemos competir, dicen los comercios que tienen que asumir mayores costes. ¿Y cómo competían los establecimientos que hasta ahora pagaban alquileres de mercado? Solo vemos una parte del todo. Solo la foto que nos hacemos a nosotros mismos para convencernos de que somos fantásticos. La autofoto. La selfie. Y eso dura un minuto.

Ya nadie recuerda el 2014. Fue solo una Selfie ¡¡Feliz 2015, que solo durará una SELFIE!!

Be the first to comment on "Vivimos en un selfie!"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*