-->

112 CV ha gestionado más de 9.000 casos de flora y fauna en este año

wpid-flora-y-fauna.jpg

El teléfono único de urgencias y emergencias ‘112 Comunitat Valenciana’ ha gestionado un total de 9.404 casos relacionados con la flora y fauna de la Comunitat Valenciana desde el 1 de enero hasta el 30 de noviembre de este año, “desde animales domésticos extraviados o abandonados, hasta la localización de especies protegidas fuera de su hábitat”, ha explicado en un comunicado la directora general de Prevención, Extinción de Incendios y Emergencias, Irene Rodríguez.

La directora ha insistido en que una llamada al teléfono de emergencias ‘112 Comunitat Valenciana’ “puede contribuir a salvar la vida de un animal protegido, el cual, por unas circunstancias u otras, se encuentra fuera de su hábitat natural o en peligro”.

En este sentido, el servicio de emergencias, dependiente de la Conselleria de Gobernación y Justicia, ha tramitado a lo largo de estos 11 meses 4.490 asuntos localizados en la provincia de Valencia, 3.727 en Alicante y 1.099 en Castellón. Las 88 incidencias restantes fueron localizadas en lugares limítrofes con la Comunitat por lo que fueron transferidos a los servicios de emergencia correspondientes de cada comunidad autónoma.

Asimismo, ha destacado que la mayor parte de los incidentes atendidos por ‘112 Comunitat Valenciana’ relacionados con flora y fauna hacía referencia a algún tipo de incidencia con animales domésticos (6.969), ya sea porque se habían extraviado, estaban abandonados o en peligro.

Los siguientes asuntos con más volumen de llamadas, con 1.005 son los que alertaban de la presencia de especies protegidas, como águilas, en lugares de la Comunitat que se encuentran fuera de su hábitat durante los últimos 11 meses de este año.

Por otro lado, también se han registrado avisos en 715 ocasiones de la existencia de colmenas de abejas, “algunas de las cuales aparecen en lugares no muy adecuados o peligrosos para la población”.

Además, 91 especificaron haber divisado cetáceos o tortugas. En estos casos, dependiendo del estado del animal, se procedió a dar aviso a las autoridades correspondientes para que retirasen el animal en cuestión, en caso de estar muerto, para que lo llevasen a un centro en el que ser curado si estaba herido, o cuando el animal estaba atrapado o varado en una playa, para ser liberado y reintegrado a su medio natural.

Del mismo modo, también se recogieron 291 avisos relacionados con la caza y el resto de los casos, 333, carece de una tipificación específica.