-->

Alberto Fabra, el i-Phone 6, y los mil millones

wpid-Fabra-OCR.jpg

Si no fuera porque sé que está de gira post-veraniega y le vamos a ver, oír y leer mucho estos días “per tot arreu” les diría ahora mismo que qué mala suerte ha tenido el President de que su entrevista en Onda Cero (CV) haya coincidido con la presentación del i-Phone 6. Era curioso ver a esa hora cómo el Twitter presidencial y, en menor medida el de la radio, reproducían partes de la entrevista, mientras el resto de medios andaban con lo del móvil de las narices y ojos de la cara, de caros que son. Pero es igual, yo me decanté por seguir la entrevista y no la presentación, y llegué a varias conclusiones de las que les quiero hacer partícipes.

La primera es que -volviendo a lo de antes- a partir de ahora no sólo se va a tener que tener en cuenta los partidos de fútbol a la hora de programar agendas. La segunda, que Fabra habló mejor de lo que acostumbra, lo que, entre otras cosas, consigue que los demás le entendamos también mejor. Algún rato perdido sospecho que se ha invertido en ello. ¿Y qué se le ha entendido especialmente bien a Fabra en OCR? Pues que como no se puede ahora “cambiar” la financiación, habrá que “corregirla”. Mil millones por los que asegura estar luchando con “Madrid”. De donde, por cierto, ha asegurado que no sólo Montoro, también otros ministros “vendrán”. No habrá por tanto que ir a buscarlos, importante matiz.

Otra cosa clarita en la voz del President: que sobra tiempo, que hay partido, y que hay Partido. Pero que lo importante -muy resumido- es quitar a los imputados (“había once, quedan dos. Era difícil, algunos pensaban que imposible”) para que se vean los logros sin duda en el votante que los empañe. O sea, que Serra ha sido “coherente”, y que lo que haga Castedo en Alicante (¿montar un Alicantón?) no le preocupa (“lo que hagan otros”). Hummmm …. los Otros … Francisco Camps impulsó una reforma del Estatut que ampliaba el número de diputados en Les Corts, y Fabra quiere reducirlo en consonancia con los esfuerzos que los ciudadanos estamos haciendo durante esta crisis. El President -el actual- se queja de que la oposición en bloque rechace esa medida, que quizá Podemos (eso lo digo yo) sí respaldaría ahora, no sé si también con sus votos cuando forme parte de la casta autonómica.

Quince minutos de reloj de la entrevista para la corrupción, veinticinco para lo demás. Incluida Rita, de la que Fabra ha dicho no saber a qué se refería cuando recomendó “que nadie se autoproclame candidato”. Por Ana Botella no iba, desde luego. Eso dio de sí, a mi modesto entender, la entrevista. Eso, y el teletipo.

@vtecliment