-->

Casi la mitad de los trabajadores CV confía en mantener su empleo

wpid-trabajo.jpg

El 49 por ciento de los trabajadores de la Comunidad Valenciana confía en continuar en su puesto de trabajo actual, con un descenso de tres puntos respecto al mismo periodo de 2013, según el estudio internacional Randstad Workmonitor, en el que se analizan más de 15.000 encuestas a trabajadores ocupados de más de 30 países.

El índice de confianza de los trabajadores de la Comunidad Valenciana se sitúa 20 puntos por debajo de la media europea y ocho por debajo de la media nacional.

A nivel estatal, la confianza de los empleados en mantener su puesto de trabajo ha crecido un punto respecto a las cifras del año pasado, desde el 56% de 2013 al 57% en 2014.

LAS MUJERES MÁS SEGURAS

Por sexos, las mujeres se sienten más seguras que los hombres en cuanto a su estabilidad laboral. Así, el 62% de las mujeres trabajadoras cree que mantendrá su empleo, frente al 52% de varones.

Si se comparan los datos de España con los de otros países de su entorno, el índice de confianza en España es de los más bajos. Italia se sitúa un punto por encima, en el 58%, mientras que en Grecia este porcentaje sube hasta el 62%.

LOS SUIZOS, LOS MÁS OPTIMISTAS

Los trabajadores más optimistas de cara a mantener su empleo son los suizos (un 81% cree que lo conservará), seguido de los belgas (77%), alemanes (76%), suecos (74%) y franceses (71%). La media europea se sitúa en el 69%, es decir, 12 puntos por encima del dato español.

El informe de Randstad señala que la producción industrial, principalmente las manufacturas de productos de alimentación (conservas y envasados), es uno de los sectores más pesimistas, ya que sólo uno de cada tres empleados de este sector está convencido de que mantendrá su puesto de trabajo en los próximos seis meses. La misma proporción se da también en la industria de la automoción y en los sectores de distribución, logística y transporte.

El sector más optimista es el financiero (banca, aseguradoras y servicios), donde dos de cada tres empleados confía en mantener su puesto de trabajo, seguido del sector de la energía, que presenta un índice de confianza del 62%.