-->

Domingo de cambios

wpid-4.jpg

El domingo 26 de octubre será recordado por ser un día de cambios.

Por un lado, en la madrugada del domingo termina el horario de verano y empieza el de invierno. A las 3.00 horas serán las 2.00 horas (en Canarias a las 2.00 horas será la 1.00). Es decir, se debe atrasar el reloj una hora.

Esta costumbre de atrasar el reloj en invierno y adelantarlo en verano se empezó a usar en 1974 para poder aprovechar mejor la luz del sol (y consumir menos electricidad) tras la primera crisis del petróleo.

Sin embargo, el cambio de hora no es universal. Los países de la Unión Europea ajustan sus relojes en bloque, mientras que algunas regiones de Canadá y Estados Unidos, como Arizona y Hawaii, tienen un solo horario para todo el año.En realidad, salvo parte de América y Europa, el resto del planeta no toca sus relojes, y en la zona ecuatorial no es necesario porque el número de horas de Sol diarias es similar durante todo el año.

Por otro lado, durante este domingo no solo cambia el horario. También los canales de televisión se mudan de frecuencia, por lo que todos los usuarios deben resintonizar sus televisores para seguir viendo la programación completa de la televisión digital terrestre (TDT). Para hacerlo tienen de plazo desde el 26 de octubre hasta el 31 de diciembre de 2014.

Para resintonizar la televisor lo más sencillo es hacer una búsqueda automática de canales. Mediante este proceso, la tv localizará, de forma automática, la nueva ubicación de los canales.