-->

El Consell presentará enmiendas a los Presupuestos del Estado si se decide y Montoro está de acuerdo

wpid-palau.jpg

palau de les arts

Los Presupuestos Generales del Estado han dejado a la Comunidad Valenciana en el lugar 14 de los 19 posibles en materia de inversiones por habitante. Lo que quiere decir que los valencianos somos de los españoles que menos inversiones merecemos, a juicio del Gobierno de España. Un año más.

El Consell ha reconocido su decepción. Pero, por estar dirigido por el mismo partido en el que milita Rajoy, ha suavizado la crítica en público diciendo que se han hecho “esfuerzos”, y que la inversión “ha aumentado” aunque siga siendo “insuficiente”. Mal los ven, y así se lo han dicho también al President y a su conseller de economía -este mismo jueves-, los grandes empresarios de AVE, con Roig y Boluda a la cabeza. Lo ha dicho la oposición, lógicamente con más saña. Y lo han dicho los medios de comunicación. O sea, que es un clamor, y que en esto no hay controversia posible.

¿Reacción oficial del Consell? Vamos a “estudiar” la “posibilidad” -ojo, que aún no sabemos si adoptaremos- de presentar enmiendas a los presupuestos. Eso sí, con el “consenso” del Gobierno. Es decir, vamos a enmendar al Gobierno porque ha sido injusto con nosotros … ¿si el Gobierno nos deja que lo intentemos?, ¿ustedes creen que nos dejará, … si es que nos decidimos a sugerírselo? Los entrecomillados son de la rueda de prensa de la portavoz del Consell, María José Catalá, de este mismo viernes.

En resumidas cuentas: nos lo pensamos, decidimos si presentamos enmiendas, las consultamos para consensuarlas, consensuamos, si no se consensúan no se presentan porque nos las van a tumbar, y si se consensúan el resultado será pecata minuta porque no creo que Montoro consienta que se le “enmiende” a él. Y menos, la Comunidad Valenciana.

Por si sirve para animar, y echando mano de la hemeroteca digital, prueben a poner en Google “Consell enmiendas PGE”. Las tres primeras entradas corresponden a los tres últimos años, los de Rajoy: al Consell los PGE no le gustan “nada” (2012); el Consell reconoce su “malestar” por los PGE (2013); y el Consell asegura que “no renuncia a nada” en los PGE (2014).

Como ya publicó este diario, el agravio para los valencianos no sólo es global, con esas bajas cifras de inversión per cápita (156 € frente a la media española de 242 €) que nos vuelven a dejar a la cola de España, plazas norteafricanas incluidas, sino también muy concreto en determinados casos, como los contenidos en el capítulo cultural. Los PGE aportarán el año que viene 423 mil euros al Palau de la Música (ya sin Helga Schmidt, lo que sin duda ayudará a estirar el presupuesto), por los 8,78 millones para el Teatro Real de Madrid, los 7,75 para el Liceo de Barcelona, o los 1,62 para la Maestranza de Sevilla. ¡Menos mal que nuestro coliseo operístico lleva el nombre de la Reina Sofía, y menos mal que el primero en quejarse fue Zubin Mehta!

Con todo, que la culpa la tiene Rajoy por racanearnos año tras año, y Rodríguez Zapatero por sentar los precedentes (lo que no vale es la excusa de que ZP arruinó la economía, porque se ve que la ha arruinado más para unos que para otros) es evidente. Pero lo que tampoco se entiende es que, preguntada por esto de las óperas, la portavoz Catalá, que lo es del gobierno de aquí, responda que hay dos museos valencianos que por fin tienen adjudicado dinero del Estado después de muchos años de pedirlo, y que espera que la sociedad valenciana se lo “agradezca” al Ministerio.

¿Dar las gracias al Ministerio por dar tres o más años tarde lo que corresponde a dos de los mejores museos de España en contenidos, el San Pío V y el González Martí, que, por cierto, son de titularidad estatal? Hombre, igual esa es la clave para que el Estado dé dinero para algo en Valencia sin el cobro posterior de intereses: que sea propietario de la infraestructura agraciada, de todas las infraestructuras que quieran ser agraciadas. Y a lo mejor no estamos desencaminados con esa idea, porque la señora Catalá, abundando en el Palau de les Arts, ha señalado que es una infraestructura sobre la que se está trabajando para que el Ministerio entre en su Patronato, “lo que garantizaría más aportación”. “En el momento en que el Palau tenga esa presencia, estamos convencidos de que la aportación del Ministerio será mayor”, ha apostillado.

A las pruebas se remite, desde luego. Y eso no se lo vamos a enmendar … a no ser que lo apruebe Montoro.