-->

El Gobierno se alía con las ballenas para no buscar petróleo en la CV

wpid-P1010185.jpg

La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente desaconseja, tras referir un informe, la actividad de prospección sísmica en el golfo de Valencia ya que pueden causar daños a la fauna marina de la zona.

Según ha informado la plataforma Mar Blava el gobierno considera que el proyecto petrolífero de Cairn Energy en el golfo de Valencia “no es compatible con los objetivos establecidos en la legislación de protección de la biodiversidad ni los objetivos de la Ley 41/2010, de 29 de diciembre, de protección del medio marino y de las estrategias marinas”.

Asimismo, Mar Blava ha resaltado que en el documento se pone de manifiesto que “teniendo en cuenta el informe de esta unidad, emitido el 20 de marzo de 2013, la enorme superficie en la que se pretende realizar los trabajos sísmicos y el amplio periodo temporal, se considera que la potencial afección negativa sobre la fauna marina presente en el área de actuación, es de una magnitud suficiente como para desaconsejar que se desarrolle el proyecto”.

La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar recoge en su informe una detallada relación de las especies de cetáceos, tortugas y aves marinas presentes en la zona que se vería afectada, todas ellas estrictamente protegidas, y concluye, que “la motivación de este informe negativo está basada en los valores naturales de la zona y en la presencia de espacios y especies protegidos”.

El documento detalla que la zona de prospecciones propuesta por Cairn Energy es una zona ZEPIM “un corredor único de alta importancia para mamíferos y tortugas marinos” protegidos, entre los que cita el delfín mular, rorcual común, delfín listado, delfín común, calderón gris, calderón común, cachalote y zifio de Cuvier.