-->

El PP blinda la enseñanza concertada entre las críticas de la oposición

wpid5811-wpid-tablets-colegios.jpg

Los conciertos educativos en la Comunidad Valenciana se amplian. Así lo ha aprobado este miércoles el pleno de las Corts, con los votos a favor del PP y en contra de la oposición. Es una proposición no de ley del grupo popular por la que el Parlamento autonómico manifiesta su apoyo a la ampliación de la duración de los conciertos educativos de cuatro a seis años. El PP considera que garantiza “la libertad de elección de centro” y los grupos de la oposición ven “discriminación”.

Además, las Corts instan al Consell a seguir manteniendo con fondos públicos el modelo educativo tanto por lo que se refiere a la oferta de centros escolares públicos, como al mantenimiento y promoción de los conciertos educativos.

A esta proposición no de ley sobre la educación concertada, los cuatro grupos parlamentarios han presentado enmiendas. En el caso del PP para sustituir instar a ampliar la vigencia de los conciertos educativos de cuatro a seis años, por apoyar esta ampliación, ya que ya está establecida en la Orden 3/2015, de 28 de enero, de la Conselleria de Educación. Por su parte, la oposición ha pedido una mayor apuesta por la enseñanza pública y cree que la concertada solo debe actuar de forma subsidiaria.

Maira Barrieras, diputada del PP ha indicado que “el derecho a la educación solo se ve satisfecho plenamente cuando los poderes públicos aseguran la escolarización de todos y respetan la libertad y el derecho de los padres de elegir escuelas para sus hijos, de acuerdo con sus convicciones o preferencias morales, religiosas, filosóficas y pedagógicas”.

“La enseñanza pública y la privada concertada son complementarias e imprescindibles para garantizar la libertad de enseñanza”, ha manifestado Barrieras. Asimismo, ha recordado que el gasto por alumno es menor en la escuela concertada que en la pública y ha destacado que “el grupo parlamentario popular siempre ha defendido una educación pública y de calidad y una educación privada concertada sin ningún tipo de complejos”.

Desde el PSPV, la diputada Pilar Sarrión ha solicitado regular el sistema de conciertos educativos de forma que los centros que se acojan a este régimen garanticen que no segregan al alumnado por sexo y realizan “una adecuada y equilibrada escolarización”, así como que se paralicen los procedimientos de cesión de suelo público a empresas privadas para construir Centros de Iniciativa Social.

Mientras, la portavoz adjunta de Compromís, Mònica Oltra, ha defendido su enmienda en la que reconoce el papel “subsidiario” de los conciertos educativos y reclama el pago “inmediato” de las deudas que el Consell mantiene con estos colegios desde octubre. También pide no cerrar unidades de centros públicos y que no se exijan pagos a los padres que llevan a sus hijos a centros concertados. “Ustedes apuestan por un modelo de escuela segregadora, y nosotros por uno de escuela inclusiva”, ha resaltado. Ha recordado “saqueo que está investigando el tribunal” después de que un juzgado de instrucción haya abierto una investigación por presuntos pagos irregulares y excesivos de la Conselleria de Educación a colegios concertados.

La síndica adjunta de EUPV, Marga Sanz, ha tildado de “tomadura de pelo” la iniciativa del PP porque la orden para ampliar los conciertos educativos ya está publicada. Al respecto, ha acusado a los ‘populares’ de “blindar los conciertos a cuatro meses de las elecciones porque saben que van a salir de la Generalitat”.