-->

El vicealcalde Grau no dimite: “Nadie marca mis decisiones”

wpid-fotonoticia_20140509150906_800.jpg

El vicealcalde del Ayuntamiento de Valencia y presidente de la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau (FTVCB), Alfonso Grau, ha rechazado este lunes dimitir de su cargo público tras ser de nuevo imputado en el ‘caso Nóos’ por los Valencia Summit: “Nadie marca mis decisiones”.

Así lo ha declarado en una rueda de prensa que no estaba prevista y que ha ofrecido en el consistorio tres días después de conocerse la decisión de la Audiencia de Baleares de volverle a imputar en el ‘caso Nóos’ al considerar que dispuso del dominio y control sobre la concertación y sobre el gasto destinado a los Valencia Summit, de modo tal que participó en la misma “tanto de modo activo como por omisión”, exponía.

Grau, que al final de la rueda de prensa ha estado acompañado por la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, ha afirmado que no pensaba dimitir ahora, y en este sentido, preguntado por la línea roja establecida por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en casos de presunta corrupción, ha dicho: “Las líneas rojas son muy respetables, son las suyas, yo tengo mis propias líneas y nadie marca mis decisiones”.

Así, Grau, que ha comenzado la rueda de prensa sonriente, y ante la expectación de medios de comunicación, ha avanzado que “algunos” iban a salir “defraudados”, ha afirmado: “Si alguien esperaba que me iba a marchar, pues no va a ser así”.

En esta línea, ha aseverado que “los tiempos para irse no me los marca nadie, me los marco yo. Si alguien esperaba me iba a marchar, pues no va a ser así. Los tiempos no me los va a dictar el PSPV, me los pondré yo”, ha insistido. “En toda mi vida profesional y pública, todas las decisiones de llegar o marcharme las he tomado yo, y ésta no va a ser una excepción”, ha apostillado.

“Contra mí -ha agregado- no hay más acusación que la del PSPV. El ministerio fiscal no me ha acusado de nada y se ha opuesto al recurso del PSPV”, ha añadido. Así mismo, ha lamentado ser “el chivo expiatorio en una persecución política usando procedimientos jurídicos”.

De igual modo, ha agradecido el “apoyo, cariño y solidaridad” recibida por el equipo de Gobierno, encabezado por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y sus colaboradores. También ha dado las gracias al PP porque la decisión “no la haya tomado el partido” y le haya permitido a él adoptarla.