La campaña no se dirigió sólo a personas con discapacidad, como señaló el activista Raúl Krauthausen, inventor de Wheelmap.org : “las barreras afectan a muchas personas: personas mayores, niños, familias. Con la campaña MapMyDay queremos empezar un movimiento mundial que sensibilice sobre estas barreras y en el mejor de los casos las elimine”.

Para participar en el evento MapMyDay, los interesados pudieron elegir entre distintas formas y modos de adscripción: individual, con amigos, compañeros, o familia, en clubs, colegios o asociaciones. El único requisto: tener acceso a Internet, registrarse con un Smartphone o con un ordenador y seleccionar si los lugares con los que se encuentran son accesibles, parcialmente accesibles o no accesibles para silla de ruedas.

MapMyDay tuvo como objetivo principal poner a disposición de los usuarios más información sobre su entorno: “¿mi café favorito tiene un escalón en la entrada? ¿puedo entrar en mi  supermercado con una silla de ruedas sin problemas? ¿qué estaciones de metro o tren cercanas tienen ascensor? Las respuestas a estas  preguntas benefician a todos”, expresó Krauthausen durante la celebración, el pasado día 3. Al mismo tiempo, la campaña sirvió para crear conciencia de las barreras a las que las personas con movilidad reducida y familias con carritos se enfrentan a diario.