-->

Extrabajadores con oposición exigirían ser los primeros en una nueva RTVV

wpid-NOU.jpg

NOU

Circula desde ayer por canales internos de comunicación lo que parece un intento serio de organización de parte de los extrabajadores de RTVV, los que tenían plaza ganada por oposición.

De no tratarse de una broma o de un “tiro al aire” (cosa que no parece probable, pero que se confirmará en un plazo de cinco días a lo sumo), la intención de este colectivo sería la de reivindicar un puesto de trabajo preferente en una hipotética nueva radiotelevisión pública autonómica. El colectivo, que según la información que circula por dichos canales llevaría el nombre de APROP (Associació de Professionals per Oposició), tendría “el único propósito” de exigir al gobierno que surja tras las Autonómicas de 2015 “la plaza que nos han robado en RTVV”, esperando “que nadie se lo tome a mal”.

Los promotores de esta iniciativa, siempre según dicha información, se sentirían respaldados por las declaraciones de portavoces de los partidos políticos que se opusieron al cierre de RTVV.

Precisamente en los últimos días han tenido lugar dos hechos relevantes que podrían haber alentado esta iniciativa.

El primero, las menciones expresas al cierre y, en su caso, a la apertura en 2015 de un nuevo servicio de radiotelevisión pública en valenciano que han hecho los grupos de la oposición durante el reciente Debate de Política General. El segundo, la presentación en las Cortes Valencianas, horas antes del debate, de casi 90.000 firmas respaldando una Iniciativa Legislativa Popular en tal sentido, propuesta rechazada de antemano por el Partido Popular, que goza de mayoría absoluta en la cámara.

Cabe recordar que en el acuerdo para el ERE de extinción de RTVV, suscrito por la empresa, la Generalitat, y todos los sindicatos del Comité de Empresa excepto la CGT, se contempla para el caso de reapertura antes de junio de 2017 del servicio público, la prioridad de contratación “temporal” de los extrabajadores que lo soliciten “hasta que se celebren (nuevas) pruebas selectivas”. Para las que, eso sí, computarán como mérito haber trabajado en RTVV, el número de años en ella, y el haber entrado por oposición.

Las últimas oposiciones en RTVV tuvieron lugar en 2003, con lo que, de conseguirse el supuesto objetivo de APROP, la plantilla de la nueva radiotelevisión valenciana, necesariamente mucho menor que la de la antigua, tendría una media de edad alta respecto de las de su competencia.