-->

Juicio oral contra el vicealcalde Llorens por presunta prevaricación y falsedad

wpid-llorens.jpg

La titular del juzgado de Instrucción 4 de Alicante ha abierto juicio oral contra el vicealcalde de la ciudad, Andrés Llorens (PP), por un delito de prevaricación y otro de falsedad documental cometidos presuntamente en la adjudicación de la remodelación de una plaza -Magallanes-, según han confirmado fuentes de la acusación particular.

El fiscal Anticorrupción, Felipe Briones, solicita para el también edil de Atención Urbana una pena de tres años de prisión, nueve de inhabilitación para cargo público y una multa, al entender que adjudicó de forma ilegal el desarrollo de unas obras complementarias en la Plaza de Magallanes de Alicante que en realidad habían sido finalizadas unos meses antes.

En concreto, según sostiene la acusación pública, Llorens falsificó un acta de replanteo firmada el 16 de julio de 2009. Junto al vicealcalde alicantino, se sentarán en el banquillo de los acusados tres técnicos de su área que supuestamente colaboraron en la ilegalidad, que se enfrentan a tres años y medio de inhabilitación, y el entonces responsable de la mercantil adjudicataria de las obras, Coinger.

Entre los técnicos encausados figura el jefe técnico de la Concejalía de Atención Urbana en esa época, Víctor López, para quien el fiscal reclama además de la inhabilitación una pena de tres años de cárcel por los delitos antes enumerados.

En la causa está personada una acusación particular, que ejerce la ex portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Alicante Carmen Sánchez Brufal, quien denunció ante Fiscalía los hechos y reclama ahora para Llorens una pena de cuatro años, seis meses y un día de cárcel, once años de inhabilitación y una multa de 5.400 euros por un delito de prevaricación y otro continuado de falsedad en documento oficial.

Además, para el exjefe de servicio de Atención Urbana, Víctor López, la exedil pide provisionalmente cuatro años de prisión, siete y medio de inhabilitación y la misma multa que para el vicealcalde, mientras que para los otros tres acusados reclama multas y penas que oscilan entre el año y medio y los cuatro años y medio de cárcel, además de inhabilitación.

Esta acusación particular sostiene en su escrito de conclusiones provisionales que Llorens adjudicó las obras complementarias en la plaza en junio de 2009 pese a que éstas ya habían sido inauguradas y debían ser objeto de un nuevo contrato.

Asimismo, apunta a que en el procedimiento administrativo participaron varios técnicos que emitieron supuestamente “informes falseados” con el objetivo de “encubrir” los trabajos, los cuales ya “se habían adjudicado y realizado, total y absolutamente, al margen de cualquier procedimiento legal”, señala el escrito.

La juez que ha instruido el caso llegó a archivar las diligencias en su día, pero la Audiencia Provincial de Alicante estimó el recurso de la Fiscalía y le ordenó reabrirlas. Ahora, la magistrada ha decretado la apertura de juicio oral y ha remitido las actuaciones a las defensas para que elaboren sus escritos de conclusiones provisionales. La vista deberá celebrarse ante un tribunal en la Audiencia.