-->

La CV adapta su red a contadores eléctricos inteligentes

wpid-contadores.jpg

Hasta 1,3 millones de contadores inteligentes en la Comunidad Valenciana, instalados en el marco del proyecto STAR (Sistema de Telegestión y Automatización de la Red) ha instalado Iberdrola en el año 2014. La Compañía ya ha adaptado hasta el cierre del pasado ejercicio más de 5.400 centros de transformación en la región, incorporándoles capacidades de telegestión, supervisión y automatización.

Así, se han modernizado el 40% de todo su parque de contadores en España, superando de este modo el programa oficial, definido por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, que establecía la obligación de renovar el 35% de sus 10,5 millones de equipos para finales de 2014. Además, ha superado dicho porcentaje de renovación en todas las regiones.

Como factor diferencial, 3,7 millones de los nuevos contadores inteligentes instalados por la Empresa en España, el 88% del total, están totalmente integrados en los sistemas, con lo que su capacidad de telegestión está plenamente operativa. De hecho, desde que en 2010 comenzó este despliegue, en la ciudad de Castellón, la Compañía ya ha emitido más de 31,5 millones de facturas basadas en las lecturas remotas realizadas a través de la telegestión.

Iberdrola se ha convertido así en una de las primeras empresas del mundo en alcanzar este volumen de contadores inteligentes instalados y conectados, habiendo adaptado, al mismo tiempo, su red de distribución mediante la necesaria incorporación de la supervisión en tiempo real y la automatización.
El proyecto STAR, que supondrá una inversión global por parte de la Compañía en nuestro país superior a los 2.000 millones de euros, finalizará en el año 2018 e implicará la sustitución de más de 10,5 millones de contadores y la adaptación de unos 80.000 centros de transformación.

Gracias a la progresiva implantación de las redes inteligentes en España, Iberdrola nuevamente pone de manifiesto su relevante efecto tractor sobre el tejido empresarial nacional, con el correspondiente impacto positivo sobre el mantenimiento y la creación de empleo.

En este sentido, la Empresa ha adjudicado, durante los últimos años, contratos relacionados con el proyecto STAR a diferentes fabricantes y proveedores, como AEG, Arteche, Elecnor, GE, Gobesa, Ibérica Aparellajes, Ingeteam, Landis&Gyr, Mesa, Orbis, Ormazábal, Sagemcom, Schneider, Siemens, Sogecam, Teldat, Zigor o ZIV, por un importe que ya supera los 590 millones de euros.

Entre las principales ventajas de las redes inteligentes figuran la integración de la generación renovable, la posibilidad de implantar masivamente el vehículo eléctrico y la mejora en la eficiencia del consumo eléctrico. En este último apartado, permitirán la prestación de servicios de forma instantánea, como la lectura en tiempo real, la tramitación de las altas o bajas de los contratos o la modificación de la potencia contratada.

Además, las compañías pueden supervisar lo que está ocurriendo en la red eléctrica y detectar cualquier tipo de anomalía: si la tensión es o no correcta, si la potencia está equilibrada o si hay pérdidas. Esta información permite que la energía circule de manera más eficiente y mejore la calidad del suministro, al disminuir las incidencias y la duración de las mismas.

Por otro lado, los clientes que ya cuentan con estos equipos de medida inteligente pueden conocer, dándose de alta en la página web de Iberdrola Distribución Eléctrica su consumo, compararlo con el de otros clientes de su zona o comunidad autónoma e, incluso, realizar búsquedas en su histórico.

Aparte del proyecto español STAR, la Empresa ha puesto en marcha en los últimos años sendas iniciativas en Estados Unidos y Reino Unido para implantar las redes inteligentes en áreas en las que distribuye energía el