-->

La negociación entre Alberto Fabra y Sonia Castedo

wpid-wpid-castedo-y-fabra.jpg

La relación entre el presidente de la Generalitat, pero también del PP­CV, y la alcaldesa de la segunda ciudad de la Comunidad sigue siendo motivo de comentario diario. El de hoy, brindado por Fabra como respuesta a una información periodística que concreta los términos de un posible pacto para la salida de Castedo de la alcaldía, es que “no se ha producido ninguna negociación con el partido” y que esa posibilidad “no tiene ningún sentido”.

El Mundo ha publicado que Castedo quiere seguir de concejal rasa hasta el final, dejando a Juan Seva de alcalde.
Como esta respuesta ha sido a petición de los medios a la salida de un acto público, y no ofrecida por el president de forma voluntaria en forma de declaración solemne formulada mediante nota de prensa o filtración, cabrá matizar que puede que no se haya producido ninguna negociación con el partido, pero que si la hubiera habido (o la fuera a haber) nadie en su sano juicio debería esperar que Fabra lo reconociera. Si es que es conocedor del asunto.

Lo que abre la posibilidad a que sí haya habido (o vaya a haber) negociación, aunque no necesariamente tenga que ser con el PP. Que Fabra sepa. Es bien conocido que Fabra y el PP casi entero quieren que Castedo deje de ser alcaldesa de Alicante antes de fin de año, para que así disponer de cinco meses sin imputados de relieve en cargos de importancia (los diputados Ricardo Costa y Yolanda García tienen parecido plazo), cinco meses para sacar pecho por lo eficaz de la línea roja fabriana contra la corrupción.

Y es bien sabido que la doblemente imputada Castedo quiere salvar de la quema a parte de su equipo de concejales.

Por eso el radical cambio de actitud de la edil hacia el president, después de meses de indirectas envenenadas en su Facebook, obrado con frases como “mi relación en él es como siempre, muy buena” y “muy respetuosa”, “exactamente la misma que tenía con él desde que es presidente y también antes, cuando era alcalde de Castellón”.

En este diario las valoramos el pasado 11 de Noviembre con el título de “Castedo ultima una salida amable”. Tesis que no rechazó de plano el presidente de los populares alicantinos, José Císcar, en su entrevista para el Grupo News del 25 de Noviembre, cuando a la pregunta de “qué salida han pactado con ella para que haya cambiado su discurso y de repente diga que su relación con Fabra es estupenda” responde que “las salidas serán las que serán”.

Luego no es desdeñable que la conversación haya tenido (o vaya a tener) lugar, lo que no necesariamente conlleva que lo negociado sea (o vaya a ser) lo pedido, ni, claro está, lo acordado.