-->

Los empresarios esperan con ganas a Montoro

wpid-empresarios.jpg

Los empresarios valencianos ya han preparado su encuentro con el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, reafirmando su postura común como ya lo escenificaron en julio su unión. El empresariado está dispuesto a hacer ver que van a “dejar de ser buenos chicos” y acabar con la “discriminación” en inversiones por parte del Estado. Es, sin duda, una cita que esperan con ganas y en la que dejarán claro que no caben más excusas con la Comunidad Valenciana.

Esta reunión llega cerca de siete meses después de la petición a la que se sumó el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y de ahí que, aparte de pedir un aumento de la inversión regionalizable y una mejora de la financiación, vayan a trasladar a Montoro que “ha demostrado falta de cintura por haber demorado tanto el encuentro”, ha indicado a Europa Press el presidente de la CEV, Salvador Navarro.

Al frente común creado inicialmente por la patronal autonómica Cierval, las provinciales CEV, CEC y Coepa, la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), ProAVE, el Consejo de Cámaras de la Comunitat y las Cámaras de Alicante, Castellón y Valencia, la Federación de Empresas de la Comunitat Valenciana Contratistas de Obras de la Administración (Fecoval) y la Cámara de Contratistas de la Comunitat, se sumarán los representantes de asociaciones sectoriales que participaron en la reunión convocada por Fabra un día después.

MONTORO TIENE LA PALABRA

Según ha explicado el presidente de Cierval, José Vicente González, “el que tiene que hablar es el ministro”, aunque “por si no ha quedado claro” le repetirán “cuál es la situación de la Comunitat y cuál debería ser la solución para uno de los problemas que tiene”. “Ahora se tiene que explicar él”. González considera que el encuentro llega tarde pero “bienvenido sea”.

Por parte de AVE acudirá el vicepresidente Rafael Benavent, que planteará las reivindicaciones acordadas en julio y preguntará “cómo, cuándo y dónde se va a modificar el modelo de financiación”, También asistirá Federico Félix, en representación de ProAVE y el presidente de Fecoval, José Luis Santa Isabel, que  incidirá en la “clara carencia en inversión en infraestructuras”, con “un déficit muy grande respecto al resto de comunidades, que se ha dado históricamente”, y falta de recursos “tanto para obra pública nueva como para mantenimiento de infraestructuras en marcha”.

COMPROMISO CON LAS INFRAESTRUCTURAS

Ese decálogo incluía diez prioridades de consenso con un plazo de ejecución de diez años, con la petición de que al menos el 75 por ciento estén licitadas en cinco años y que la Comunitat reciba el 10 por ciento del presupuesto estatal, en consonancia con su PIB (9,5%) y su población (10,67%), o incluso supere ese porcentaje para “recuperar el agravio histórico sufrido”.

Así, exigirán un compromiso desde el Ministerio de Hacienda para que la inversión sea la real y ya pactada para la consecución de obras tan necesarias como el Corredor Mediterráneo.

Por su parte los agricultores, demandarán a Montoro una rebaja fiscal, ya que según Cristóbal Aguado, presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores, en 2014, dejó fuera de la mejora tributaria a más de un centenar de pueblos valencianos”, así como “un tratamiento fiscal diferenciado y más favorable a este sector”.