-->

Los funcionarios cobran la extra de Navidad de 2012

wpid-funcionariosbuena.jpg

Un total de 55 millones de euros a los empleados públicos, cifra que representa casi el 25% de la paga extra de Navidad que fue suprimida en 2012, ha sido abonado a los funcionarios por parte del Consell  junto a la nómina del mes de enero, .

El conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, ha explicado que “se pidió a los empleados un esfuerzo adicional estos años de crisis, un sacrificio que ahora gracias a la mejora de la situación económica podemos compensar en parte. Hay que reconocer la labor que realizan los empleados públicos al servicio de los ciudadanos de la Comunitat”.

El conseller ha explicado que se los 55 millones que se abonarán a los empleados públicos, 21,98 millones se destinarán a personal docente, 21,14 millones a personal sanitario, 5,95 millones a personal de administración general, 3 millones a trabajadores del sector público y 2,07 millones a personal de Justicia.

Del mismo modo, ha argumentado que la supresión de la paga extra de navidad de 2012 a los empleados públicos se produjo en virtud de la aplicación de una norma estatal, el Real Decreto 20/2012, que estableció por ley esa supresión de la paga extra. “Desde el Consell siempre se ha sido sensible con la posición de los empleados públicos y hemos sido una de las primeras autonomías en abordar con voluntad la resolución de este tema”, ha explicado Moragues.

IRPF Y COMPLEMENTOS

Juan Carlos Moragues, por otro lado, ha señalado también que a lo largo del presente ejercicio cerca de 73.000 empleados públicos de la Generalitat recibirán 85,3 millones de euros como complementos en su nómina, en forma de carrera profesional (sanidad y personal de la Administración) o sexenios (educación). Fruto de los acuerdos adoptados en la Mesa General de Negociación celebrada el 29 de octubre, el personal docente y los profesionales del área de Sanidad “recuperan sus complementos”.

“Otro hecho destacable que se producirá durante 2015″, ha comentado el conseller, es que se empezarán a aplicar las reducciones a las retenciones de IRPF correspondientes a la reforma fiscal en las nóminas de modo que permitirán a todos los valencianos un ahorro fiscal mensual por rendimientos del trabajo de 26 millones, “lo que beneficiará a asalariados y pensionistas”.

Esta medida, “también beneficiará a 130.000 empleados públicos de la Generalitat, a los que se suman profesores de la concertada y universidades (aproximadamente unos 30.000); lo que hace un total de 160.000 beneficiarios”.